Cómo perder grasa en la espalda y axilas

El exceso de grasa en la espalda y axilas puede hacer que le tengas pavor a la próxima fiesta en la piscina, pero no pierdas el tiempo buscando el ejercicio perfecto para quemar la grasa en estas dos áreas. No es posible especificar un lugar para quemar grasa en tu cuerpo, pero el ejercicio frecuente puede quemar grasa de pies a cabeza, incluyendo las áreas que consideras problemática. Una rutina que incluye ejercicios cardiovasculares con un buen ritmo y un poco de entrenamiento de fuerza puede adelgazar y tonificar tu espalda y axilas.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Realiza ejercicios cardiovasculares por un mínimo de 300 calorías por semana para quemar suficientes calorías como para ayudarte a crear un déficir de calorías. Este término, que aplica a cuando quemas más calorías de las que consumes, juega un papel vital en la pérdida de peso. Los ejercicios cardiovasculares que debes considerar añadir a tu rutina de ejercicios incluyen nadar, trotar, aeróbicos y ciclismo. Los ejercicios más vigorosos queman calorías más rápido que los moderados; por ejemplo, caminar puede ayudarte a perder peso pero correr hará que quemes calorías más rápidamente.

  2. Fortalece tu cuerpo a través de ejercicios de entrenamiento de fuerza para elevar tu tasa metabólica basal y lograr un cuerpo más delgado y fuerte. Realiza entrenamiento de fuerza al menos dos veces por semana y trabaja cada uno de músculos principales de manera pareja. No te desanimes por las pocas calorías que quema el entrenamiento de fuerza; a medida que construyes un cuerpo más muscular tu cuerpo quemará más calorías cuando realizas tus actividades diarias.

  3. Disminuye tu ingesta de calorías para ayudar a tu cuerpo a alcanzar y mantener un déficit de calorías. Las personas que ejercitan frecuentemente sin perder peso usualmente consumen una dieta rica en calorías que contrarresta las calorías que queman con el ejercicio. Reducir la ingesta de calorías diarias por unos cientos de calorías puede mejorar tus posibilidades de alcanzar un déficit calórico. Algunas maneras de lograrlo incluyen aumentar la ingesta de vegetales, evitar los bocadillos con alto contenido de calorías, evitar las gaseosas y el alcohol, comer postre solo en contadas ocasiones y comer fruta en lugar de bocadillos con mucha azúcar.

Consejos y advertencias

  • Un déficit diario de 500 calorías resultará en la pérdida de una libra de grasa por semana. Aunque esta pérdida de grasa provendrá de varias áreas de tu cuerpo, mantener el déficit calórico eventualmente llevará a una pérdida notoria de grasa en la espalda y axilas.
  • Consulta con un médico antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por william mccoy | Traducido por ana grasso