Cómo perder grasa del vientre

Si el primer cumpleaños de tu hijo ha llegado y se ha ido pero tu vientre de embarazo no, es el momento de hacer algo al respecto. No te frustres, necesitas mucho tiempo de mamá para perder la panza y volver a la forma que tenías antes de tu embarazo. En lugar de simplemente detenerte a cuidar a tu bebé, levántate y haz algo al respecto. Para aquellas mujeres genéticamente bendecidas, el peso del bebé parece quedar, literalmente, afuera -pero para las demás, hay pasos que pueden realizar para perder esa grasa del vientre de la bolsa del embarazo de una vez por todas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Cambia exquisitos bocadillos como galletas saladas y dulces a opciones más saludables, como palitos de queso bajos en grasa, zanahorias, apio y otras verduras, frutas y nueces.

  2. Disminuye el consumo de calorías, si es necesario. A pesar de que las madres lactantes necesitan tener algunas calorías extra para asegurar una producción adecuada de leche, comer una caja entera de snacks y queso es excesivo.

  3. No dejes que tu bebé sea una excusa para no hacer ejercicio. Haz ejercicio durante su siesta o ponlo en un cochecito que puedas manipular o entretenlo con tus impresionantes movimientos durante un entrenamiento de DVD.

  4. Muévete todos los días. El American College of Sports Medicine recomienda hacer al menos 250 minutos de ejercicio a la semana para perder peso. Caminar a paso ligero durante 35 minutos al día cumplirá esta recomendación.

  5. Levanta algo más que a tu bebé. Agregar un entrenamiento de fuerza en tu rutina de ejercicios te añadirá masa muscular y te ayudará en la lucha contra la grasa aumentando tu metabolismo. Realiza entrenamiento de fuerza (strength train) de dos a tres días por semana realizando ejercicios que se dirijan a los grandes grupos musculares como sentadillas (squats), estocadas (lunges), step-ups, presión de hombros (shoulder presses), remo (row) y prensas de pecho (chest presses).

Consejos y advertencias

  • Los ejercicios abdominales harán poco para reducir el vientre que te queda del embarazo. En lugar de tratar de hacer realidad un punto de reducción, trabaja tu cuerpo como un todo, y comenzarás a perder grasa en todo tu cuerpo, incluyendo tu vientre. Realiza dos o tres series de 8 a 12 repeticiones de cada ejercicio de fuerza. Si puedes realizar más de 12 repeticiones, aumenta tu peso en un 5 a 10 por ciento.
  • Consulta a tu obstetra o partera antes de comenzar una rutina de ejercicios postparto para asegurarte de que tu cuerpo se haya curado y esté listo para la actividad física.

Más galerías de fotos



Escrito por jen weir | Traducido por luis alberto fuentes schwab