Cómo perder grasa corporal sin perder el tamaño de los senos

Los senos se componen de conductos, ganglios linfáticos, vasos sanguíneos y lóbulos, pero también están altamente compuestos de grasa. Cuando se trata de la pérdida de peso, tu cuerpo pierde grasa en conjunto y no en un área específica. Sin embargo, si quieres mantener tu tamaño de senos mientras adelgazas el resto de tu cuerpo, puedes encontrar el éxito moderado. El objetivo es construir tus músculos pectorales subyacentes, mientras que quemas grasa. Esto le dará a tus senos un aspecto levantado a medida que pierdes peso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Reduce tu ingesta diaria de calorías para promover la pérdida de peso. Haz el seguimiento de tu consumo durante cinco días, agrega los totales y divide por cinco para obtener tu promedio diario de partida. Reduce la cantidad en 500 calorías y perderás alrededor de 1 libra por semana.

  2. Come varias veces a lo largo del día para mantener tu apetito bajo control y el metabolismo elevado. Disfruta de una comida tan pronto como te despiertes y procede a comer cada dos o tres horas durante el resto del día. Mantén las comidas pequeñas y básalas en alimentos saludables como frutas, verduras, granos integrales, carnes magras, frijoles y productos lácteos bajos en grasa. Una taza de yogur bajo en grasa con frutas mezcladas es una opción de comida saludable.

  3. Quema grasa con ejercicio cardiovascular. Elige una forma de ejercicio cardiovascular que te guste y hazlo en un formato de intervalo. Este tipo de entrenamiento quema calorías a un ritmo más rápido que el entrenamiento de duración fija. Comienza con un calentamiento ligero durante cinco minutos, luego alterna de ida y vuelta entre rápido y lento para el resto de tu entrenamiento. Haz de 30 a 45 minutos de entrenamiento y ejercicio tres días a la semana en días alternos.

  4. Realiza ejercicios de pecho para construir tus pectorales. Incluye ejercicios desde diferentes ángulos para asegurarte de que te diriges a todos tus músculos. Cuanto más músculo ganas, más probabilidades tendrás de mantener tus senos levantados. Realiza ejercicios como el prensas de banca inclinadas (incline bench presses), flexiones, prensas de descenso (decline presses) y aperturas (flys) para dirigirte a tu pecho superior, medio, inferior e interno.

  5. Utiliza una resistencia adecuada con tus ejercicios de pecho hasta llegar al máximo de tus músculos. Apunta a una resistencia que sólo puedas levantar de ocho a 12 veces. Haz cuatro o cinco series de tus ejercicios y entrena durante tres días a la semana con ejercicios que no son de cardio. Para aumentar la resistencia a las flexiones, lleva un chaleco o mochila con peso.

  6. Ejecuta de la forma apropiada con tus ejercicios de pectorales para obtener los mejores resultados. Para las flexiones, acuéstate boca abajo con las manos ligeramente más anchas que el ancho de los hombros y los pies juntos. Empújate hacia arriba hasta que los brazos estén completamente extendidos y levanta las caderas para formar una línea recta desde los hombros hasta los talones. Baja lentamente doblando los codos y detente cuando el pecho esté justo por encima del suelo. Empuja de nuevo a un ritmo constante y repite.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por maría j. caballero