Cómo perder grasa alrededor de las caderas

Las caderas son una de las áreas más problemáticas que enfrentan las mujeres al intentar bajar de peso. Reducir la grasa en esta zona es lo mismo que perder grasa en cualquier otro lugar. Necesitas hacer cambios en tu estilo de vida. Cambiar la forma en que comes tiene un gran efecto en la pérdida de peso. Sin embargo, sin hacer ejercicio no conseguirás los resultados que deseas. Debes encontrar maneras de incorporar tanto el ejercicio aeróbico como ejercicios de entrenamiento de fuerza específicos para ver los mejores resultados en la pérdida de grasa alrededor de las caderas.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Practica ejercicio cardiovascular regularmente. El ejercicio que aumenta tu ritmo cardíaco quema calorías a un ritmo más rápido y aumenta tu metabolismo durante períodos cortos de tiempo. Busca maneras divertidas de hacer ejercicio como el esquí, bailar o patinar. Haz estos ejercicios durante 30 minutos al día, según lo recomendado por MedlinePlus. Aumenta la cantidad de tiempo que haces ejercicio, según sea necesario, para perder grasa alrededor de las caderas.

  2. Come una dieta que se centre en los alimentos ricos en nutrientes y bajos en grasa. Incluye frutas y verduras como melones, manzanas, brócoli, lechuga romana, espinacas, piña, pomelo, zanahorias y calabaza. Estos alimentos son ricos en fibra, que ayuda a sentirse satisfecho. Come también granos enteros como arroz integral, pan integral y pastas de grano entero para obtener fibra. Comer buenas proteínas como pechuga de pollo, pescado y frutos secos. Completa tu dieta disfrutando de yogur bajo en grasa, leche y queso. Una dieta saludable baja en grasa es esencial para ayudar a perder grasa alrededor de las caderas.

  3. Practica estiramientos del tibial anterior de rodillas. Arrodíllate sobre una colchoneta. Tus pies deben estar apuntando hacia atrás y los brazos a tu lado. Estira tu cuerpo, estirando la cabeza hacia el techo. Aprieta los músculos del estómago para asegurar la columna vertebral. Tire los hombros hacia abajo y hacia atrás. No arquees la espalda baja. Tu pecho debe estar listo y con la cabeza inclinada ligeramente hacia arriba. Mueve tu peso hacia atrás. Esto debería traer los glúteos a tus talones. Mantén los brazos pegados a los costados mientras se mueven hacia atrás. Debes ser capaz de tocar ligeramente el suelo con las puntas de los dedos. Mantén la posición durante 15 a 30 segundos por dos a cuatro repeticiones.

  4. Realiza sentadillas de estabilidad pelota-pared. Presiona la bola de estabilidad entre tu zona lumbar y la pared. Coloca las piernas a la atura del ancho de los hombros. Tira los hombros hacia abajo y hacia atrás, tratando de no arquear la espalda. Apóyate en la bola ligeramente. Ubica las manos sobre los muslos. Inhala y baja. No muevas los pies. Detente cuando tus piernas estén en paralelo con el suelo. Mantén la posición durante un conteo de uno. Exhala mientras empujas hacia arriba, hasta que estés en tu posición original.

Más galerías de fotos



Escrito por vivian creamier | Traducido por mar bradshaw