Cómo perder 5 libras en 2 semanas

Perder 5 libras en dos semanas requiere mucho trabajo y dedicación, pero no es imposible. La pérdida de peso inicial es en parte el peso del agua, y si tienes una gran cantidad de peso que perder, puedes notar las libras se van aún más rápido al principio. En lugar de privarte seriamente recurriendo a una dieta de choque, come una dieta reducida en calorías y saludable, haz ejercicio regularmente y trabaja en impulsar tu metabolismo. Una libra de grasa contiene 3.500 calorías y para bajar 2 1/2 libras por semana o 5 libras en dos semanas, debes crear un déficit diario de 1.250 calorías.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Haz una dieta baja en calorías bien equilibrada para contribuir a tu déficit diario. Reduce el tamaño de las porciones y reemplaza alimentos que engordan y son poco saludables por opciones saludables y bajas en calorías. Por ejemplo, reemplaza helado con fruta o yogur congelado sin grasa. Concéntrate en las frutas y verduras frescas, granos enteros, productos lácteos bajos en grasa y proteína magra.

  2. Incluye alimentos que impulsan tu metabolismo en tu dieta, tal como pimientos, jalapeños y pimienta de cayena, que contienen capsaicina. Según el sitio web del Dr. Oz Show, estos alimentos también suprimen el apetito. Come jengibre para acelerar el metabolismo y aumentar la ingesta de proteínas, que utiliza hasta dos veces más calorías que los hidratos de carbono.

  3. Realiza ejercicio cardiovascular 300 minutos a la semana para quemar calorías. Anda en bicicleta, camina vigorosamente, juega un partido de tenis de dobles, o disfruta de otra actividad que aumente tu ritmo cardíaco hasta el punto donde no puedas cantar, pero todavía puedes hablar. Encuentra ejercicios que te guste hacer o haz ejercicio con un compañero, para que tu entrenamiento se convierta en un compromiso social.

  4. Incorpora intervalos de alta intensidad en tu rutina cardiovascular. Según Shape.com, esta quema más calorías, tanto durante el ejercicio como en las 24 horas después de terminar el ejercicio. Durante los ejercicios cardiovasculares, acelera tu ritmo durante un minuto para que sea fuerte y no puedas hablar. Después vuelve a tu ritmo moderado durante dos minutos. Varía entre estas intensidades durante 15 minutos.

  5. Programa la fuerza y ​​el entrenamiento de resistencia durante al menos dos días de la semana. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, además de mantener y aumentar el tejido muscular, el entrenamiento de fuerza aumenta tu metabolismo en un 15 por ciento. Trabaja todos los grupos musculares, y realiza dos o tres series de 8 a 12 repeticiones de cada ejercicio. Usa pesas libres, máquinas de pesas, tu peso corporal o bandas de resistencia. Siempre desafíate a ti mismo: al final del conjunto de series, no debes ser capaz de hacer otra repetición.

Consejos y advertencias

  • Consulta a un médico antes de comenzar un ejercicio o dieta, especialmente si tienes un problema médico, lesión o has estado inactivo.
  • Evita comer menos de 800 calorías por día sin supervisión médica.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly caines | Traducido por lucia ayala