Cómo perder 300 calorías en 30 minutos en casa

Perder 300 calorías en un periodo de tiempo de 30 minutos en interiores puede ser un reto, pero es posible. Una caloría es una unidad de energía que el cuerpo utiliza para llevar a cabo las funciones del cuerpo y la actividad física. Por lo tanto, para quemar 300 calorías en una media de una hora, debes realizar ejercicios aeróbicos intensos. Debido a que hay 3.500 calorías en 1 libra de grasa, quemar 300 calorías te ayudará a perder alrededor de una décima parte de una libra de grasa. Elige ejercicios de alta intensidad para cumplir con este objetivo en interiores.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Realiza ejercicios aeróbicos de alto impacto. Prueba correr en tu lugar a un ritmo que te haga sudar y respirar fuerte. Mantén un ritmo de 5 millas por hora para quemar alrededor de 300 calorías en 30 minutos. Puedes usar un podómetro para ayudar a determinar tu ritmo. Pon música o mira tu programa favorito de televisión para ayudar a pasar el tiempo.

  2. Realice ejercicios de circuito. Un entrenamiento de circuito consiste en hacer ejercicios durante un tiempo predeterminado y, a continuación, pasar al siguiente ejercicio. Por ejemplo, realiza cinco ejercicios durante 2 minutos cada uno y repite el circuito tres veces. Elige sentadillas, flexiones de brazos, pantorrillas, abdominales y contragolpe de glúteos.

  3. Haz ejercicio en una caminadora escaleras, un ejercicio intenso que te ayudará a alcanzar tu meta. Mira el ritmo en la máquina caminadora escalera para asegurarte de que estás haciendo ejercicio a un ritmo de 10 calorías por minuto. Si no tienes una cinta de correr escaleras, puede subir y bajar las escaleras en tu casa para quemar una cantidad similar de calorías en 30 minutos.

  4. Evita consumir exceso de calorías para ayudarte a perder 300 calorías. Si comes alimentos altos en calorías, reemplaza las calorías que pierdes con el ejercicio intenso. Por lo tanto, evita las galletas de alto contenido calórico, pasteles, frituras, refrescos y zumos para disfrutar de los resultados de todo el trabajo duro. Además, trata de comer más frutas, verduras, legumbres, granos integrales, carnes magras y lácteos bajos en grasa. Según el U.S. Department of Agriculture, debes comer la mitad de un plato de frutas y verduras, una cuarta parte de un plato de cereales integrales y un cuarto de una placa de una proteína magra para una dieta bien balanceada.

Más galerías de fotos



Escrito por jacques courseault | Traducido por blas isaguirres