Cómo perder 10 libras

Perder peso y mantenerte en forma es mucho más sencillo cuando creas un plan de pérdida de peso, porque fijarte una meta es una excelente manera de empezar. De allí en delante, se trata solamente de gastar más calorías que las que consumes, comer alimentos bajos en calorías, volverte más activo, y por supuesto, mantener esos hábitos de allí en adelante. Experimenta con alimentos y recetas sanas y búscate un compañero de ejercicios que te ayude a mantenerte motivado; podrías llegar a perder 10 libras en menos de 3 meses.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Date por lo menos unas 10 semanas para adelgazar. Esto no sólo te asegurará que perderás peso a un ritmo saludable, sino que también podrás perderlo sin necesidad de hacer cambios enormes y poco realistas a tu estilo de vida, lo cual es vital para poder mantenerte en tu peso.

  2. Cuenta todas las calorías que consumas en un periodo de 3 a 4 días antes de comenzar tu plan de pérdida de peso para determinar tu ingesta diaria; sustrae 500 de esa cantidad para encontrar el número de calorías que deberías consumir para perder una libra por semana.

  3. Enfoca tu plan alimenticio en alimentos nutritivos y bajos en calorías de todos los grupos alimenticios, incluyendo granos enteros, proteína magra, lácteos bajos en grasa, frutas y vegetales. Asegúrate de que todas tus comidas y bocadillos incluyan fibra y proteínas, ya que ambos pueden ayudarte a sentirte más lleno por más tiempo, de acuerdo con la University of California en Berkeley. Incluye pequeñas cantidades de grasas saludables en tu dieta diaria para evitar sentirte desprovisto. Las grasas buenas incluyen todas aquellas presentes en las nueces, las mantequillas de nuez, las semillas, los aguacates, el salmón y demás pescados aceitosos, también en los aceites como el de oliva, de canola, de maíz y de girasol.

  4. Ejercítate durante unos 30 a 60 minutos, durante la mayor cantidad de días de la semana que puedas, recomiendan los expertos. El ejercicio cardiovascular fortalece tu corazón y las calorías adicionales que quemes te ayudarán a alcanzar tu meta de pérdida de peso más pronto y a disminuir el retroceso causado durante los días en los que consumes más calorías de las necesarias. Si restar 500 calorías de tu ingesta diaria te deja demasiado hambriento, intenta restar 250 solamente y quemar las otras 250 por medio del ejercicio.

Consejos y advertencias

  • Deja un espacio en tu dieta para consumir algunos bocadillos y comidas adicionales, Si sabes que vas a comer una comida rica en calorías más tarde come ligeramente durante el día, pero no tan poco como para que te dé demasiada hambre, ya que esto puede conducirte a comer de manera compulsiva.
  • Consume alimentos que te gusten y elige el ejercicio que más disfrutes; si tu plan de pérdida de peso te hace sentir miserable volverás rápidamente a tus viejos hábitos y todo tu esfuerzo quedará desperdiciado cuando vuelvas a subir de peso.

Más galerías de fotos



Escrito por kristen fisher | Traducido por reyes valdes