Cómo perder 10 libras con una dieta vegetariana

Las estrategias básicas para perder peso se aplican sin importar tus opciones de dietas. Para perder 10 libras debes optar por alimentos saludables, controlar los tamaños de las porciones y el contenido calórico de tus comidas, y aumentar la actividad física. Aunque los vegetarianos tienden a ser más magros que los que comen carne, según la nutricionista Katherine Zeratsky de Mayoclinic, igualmente enfrentan trampas dietarias que pueden frustrar las mejores intenciones de perder peso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Determina cuántas calorías quemas por día. Para eso puedes utilizar My Plate, la aplicación de Livestrong que te permite contabilizar la cantidad de calorías que tienen los alimentos que ingieres diariamente así como cualquier plato. Puedes descargarla en http://www.livestrong.com/es/my-plate-en-espanol/ Disminuye tu ingesta desde 250 a 1.000 calorías menos por día para perder entre 0,5 y 2 libras por semana; una tasa segura y sostenible según el Centers for Disease Control and Prevention y logra tu objetivo para perder 10 libras de peso en cuestión de semanas.

  2. Aprende a distinguir entre las opciones vegetarianas saludables y las no saludables. Evita los alimentos procesados como sopas enlatadas y entradas congeladas que a menudo contienen cantidades extra de sodio, grasa, granos refinados y calorías sin nutrientes. Recuerda: sólo porque una comida no contiene carne no quiere decir que tiene bajo contenido calórico. Consume alimentos enteros mas naturales para bajar las 10 libras más rápidamente (los conservantes y el sodio llevan al cuerpo a que retenga más agua).

  3. Reduce el consumo de condimentos densos en calorías. Utiliza brotes vegetales, hierbas, especias, cítricos y vinagre para saborizar los platos, en lugar de queso y crema. Elige aceite de oliva para condimentar ensaladas y utiliza una cantidad moderada. Las grasa, incluso las variedades saludables monoinsaturadas, tienen alto contenido calórico y si no prestas atención, rápidamente aumentarán la cantidad de calorías para el día y frenarán la pérdida de peso. Mantén la ingesta alrededor del 20 al 35 por ciento de las calorías diarias según el Institute of Medicine.

  4. Elige harinas integrales por sobre las refinadas. Experimenta con pastas integrales, quínoa, arroz integral y cebada que te ayudan a saciarte y quemar grasas. Los investigadores de la Pennsylvania State University descubrieron que pasar a consumir alimentos integrales induce a una mayor pérdida de grasa en la barriga tal como lo informó una edición de 2008 de la revista American Journal of Clinical Nutrition.

  5. Busca fuentes de proteínas bajas en grasa para ayudarte a sentirte llena y saciada, mantener la masa muscular magra y reducir los antojos. Elige tofu de bajo contenido graso, tempeh, proteína de soja, frijoles y, si tu dieta lo permite, productos lácteos de bajo contenido graso y huevos blancos. Incluye alguna de estas opciones en cada comida junto con alimentos integrales y una pequeña cantidad de grasas saludables.

  6. Carga tus comidas utilizando productos frescos. Vierte sólo la mitad de un bol de cereal y cúbrelos con bayas frescas. Elige una porción de pastas más pequeña agregando tiras de zucchini y salsa marinara extra. Utiliza pimientos y pepinos, en lugar de papas fritas o pan, para sumergir en el humus de garbanzo. Puedes ahorrar cientos de calorías al día utilizando esta técnica sin sentirte privado (lo que te ayuda aún más a mantenerte dentro de tu dieta).

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por aldana avale