Pequeños vasos sanguíneos rotos en las piernas por correr

Escrito por Wendy Swope
Correr puede causar daño en las venas pequeñas de las piernas.
Jupiterimages/Creatas/Getty Images

Las pequeñas venas en las piernas pueden dañarse por enfermedad, edad avanzada o un tráuma. La ubicación de las venas lastimadas es importante en la determinación de la causa. Identificar lo que produce la lesión es el primer paso en la prevención y el tratamiento; fallar al hacerlo también lleva potencialmente a complicaciones graves y de largo plazo.

Causas

Correr crea estrés en los vasos sanguíneos.
Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Los pequeños vasos sanguíneos en las piernas se llaman venas o vénulas. Éstas devuelven la sangre a las piernas hacia el corazón y los pulmones. El daño o debilidad en estas venas puede causar venas varicosas o bloqueo de los vasos sanguíneos.

Un historial familiar de várices o venas de araña significa que puedes tener vasos sanguíneos débiles que se dañan con facilidad. Además, un historial de presión sanguínea alta también puede llevar a debilitar los vasos sanguíneos.

Las mujeres que también son más propensas a estos vasos rotos y al embarazo pueden hacer que esta condición empeore. Además, conforme cumplimos años las paredes de nuestros vasos sanguíneos se vuelven más débiles y más frágiles, de esta manera son más propensas a una lesión.

Ubicación de los vasos sanguíneos rotos

Los corredores crean más flujo sanguíneo en las piernas.
Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

El sitio más común para los vasos sanguíneos rotos es el lugar donde los factores estresantes son más grandes mientras corres. Esto incluye en la parte interior de los tobillos y la parte trasera de las rodillas. Los vasos sanguíneos rotos también pueden notarse a lo largo de los muslos y durante el proceso de parto o en cualquier lugar en el que los vasos sanguíneos estén más cerca de la piel. Si tienes venas de araña, será el sitio más probable para que se rompan los vasos sanguíneos.

Lesiones al correr

El estrés que se pone al correr también puede causar que los pequeños vasos sanguíneos se rompan. Si estás comenzando un programa de carrera, estás creando aumento en el flujo sanguíneo en las piernas y más estrés en los vasos sanguíneos. Comenzar lentamente ayudará a evitar daño excesivo en estas venas. Los corredores experimentados pueden dañar los vasos sanguíneos al aumentar la velocidad o la distancia más allá de su nivel de forma física. El mejoramiento en la velocidad y en la distancia debe ser gradual para permitir que los vasos sanguíneos se adapten al aumento de estrés.

Complicación de los vasos sanguíneos rotos

Los vasos sanguíneos rotos son un indicio de lesión en el sistema vascular. Al evaluar tu historial de salud y los hábitos recientes de carrera, serás capaz de identificar la causa de la lesión. Aunque no puede hacerse nada sobre un historial familiar de várices o de venas de araña, puedes tratar la presión alta existente o la disminución de tu velocidad o distancias en tus carreras. Los vasos sanguíneos rotos no se consideran emergencias médicas pero deben observarse y si continúan ocurriendo después de que hayas ajustado tu carrera, busca consejo médico sobre otras posibles causas.