Péptidos en las cremas faciales

Los péptidos son los enlaces químicos que se forman cuando los aminoácidos se combinan. Aunque los péptidos se encuentran de forma natural en el cuerpo, se formulas varios tipos sintéticos para luchar contra los signos del envejecimiento y el deterioro del rostro. A medida que la piel envejece, disminuye la producción de colágeno y las fibras de elastina se deterioran debido a la reducción en la comunicación entre la dermis (capa interna de la piel) y la epidermis (capa exterior). Las cremas faciales con péptidos enlazan ambas capas, de modo que ayudan a estimular los mecanismos de reparación naturales de la piel. Como resultado promueven la reducción de las líneas finas de expresión y la producción de tejido dérmico nuevo.

Palomitoil tetrapéptido-7

Las cremas faciales con palomitoil tetrapéptido-7 (PT-7) protegen la piel contra el daño de los tejidos que se produce por la inflamación. El PT-7 suprime la producción corporal de interleucinas, los mensajeros químicos que desencadenan la inflamación. Esta situación daña el colágeno y la elastina, y genera las arrugas, la flacidez, la pérdida del contorno juvenil y el tono desigual de la piel.

Palmitoil pentapéptido-4

Las cremas con palmitoil pentapéptido-4 (PP-4) reducen la apariencia de las arrugas. En principio, los PP-4 se desarrollaron para reducir las estrías, no como compuesto antiarrugas. Los productos con PP-4, como penetran la piel con profundidad para estimular la producción de colágeno en la dermis, mejorar drásticamente la producción de células y reducen la profundidad de las arrugas.

Palmitoil oligopétidos

Las cremas faciales con palmitoil oligopétidos reducen las arrugas y mejorar el tono y la textura de la piel. Además favorece la regeneración de los tejidos dérmicos, porque estimula la producción de colágeno, elastina y glucosaminoglicanos, e incrementa el espesor de la epidermis. Este péptido ofrece los mismos beneficios de antienvejecimiento que el retinol, pero sin los efectos secundarios dañinos como ardor, comezón, sequedad y sensibilidad en la piel.

Acetil hexapéptido-8 (AH-8)

Las cremas faciales con acetil hexapéptido-8 relajan las zonas con arrugas. El AH-8 se comercializa como alternativa tópica al Botox; su efecto bloquea las señales nerviosas que se envían hacia los músculos faciales. Puede suavizar las arrugas porque relaja los músculos tensos que generan estas líneas profundas de expresión

Tripéptidos GHK

Los péptidos de cobre que se utilizan en las cremas faciales reducen la formación de tejido de cicatrización, el daño y las manchas solares, al mismo tiempo que estimulan la piel para producir células normales. Como tensa la piel y mejora la elasticidad, una crema con péptidos de cobre reemplazará las zonas dérmicas flácidas y opacas por una apariencia más joven y firme.

Más galerías de fotos



Escrito por brian lewis | Traducido por vanesa sedeño