¿Es el pepperoni bueno para la salud?

Seguir una dieta saludable proporciona los nutrientes esenciales para la salud a largo plazo, pero incluso la dieta más saludable tiene espacio para un "permitido" de vez en cuando. Comer tus comidas favoritas con moderación puede evitar sentirse privado y mantenerte dentro de tu estilo de vida saludable. El pepperoni no debe constituir una parte de tu dieta regular, ya que es es alto en grasa, sodio y calorías, pero contiene algunos nutrientes beneficiosos, por lo que puedes consumirlo de vez en cuando, como parte de una dieta equilibrada.

Desglose nutricional

El pepperoni viene cargado de calorías. Una sola porción de 3 onzas (85 g) contiene 419 calorías, casi un tercio de la cantidad diaria para una dieta de 1500 calorías o más de la quinta parte de una dieta de 2.000 calorías. Sólo el 20 por ciento de estas calorías provienen de proteínas, un nutriente que el cuerpo necesita para el mantenimiento de los tejidos. El restante 80 por ciento de estas calorías provienen de 37 gramos de grasa, que incluye 12,5 gramos de grasa saturada. Mientras que la grasa tiene algunas propiedades beneficiosas, por ejemplo, ayuda con la absorción de la vitamina, consumir mucha grasa saturada daña tus niveles de colesterol en la sangre, lo que aumenta la cantidad de colesterol dañino al tiempo que reduce el nivel de colesterol bueno.

Contenido mineral

El pepperoni ofrece algunas ventajas nutricionales al aumentar tu ingesta de minerales. Una porción de 3 onzas (85 g) de pepperoni contiene 2,1 miligramos de zinc, lo que contribuye un 19 por ciento de la ingesta diaria recomendada para los hombres y el 26 por ciento para las mujeres. Tus células pueden utilizar el zinc para ayudar a controlar la actividad del gen y obtener suficiente zinc ayuda a los nervios y al sistema inmunológico. Una porción de pepperoni también proporciona 500 microgramos de manganeso; el 28 y 22 por ciento de la ingesta diaria recomendada para mujeres y hombres, respectivamente. El manganeso protege las células contra los daños, apoya el metabolismo y nutre los huesos.

Vitaminas para la buena salud

Comer pepperoni también te ayuda a consumir las vitaminas más beneficiosas. Proporciona cantidades significativas de ácido pantoténico y vitamina B-12. Ambos de estos nutrientes ayudan a asegurar la función apropiada del cerebro, ya que ayudan a las células de tu cerebro a generar productos químicos que intervienen en la comunicación nerviosa. Obtener suficiente vitamina B-12 en tu dieta también combate enfermedades, mientras que la deficiencia de vitamina B-12 aumenta el riesgo de defectos de nacimiento, así como la depresión. Una porción de 3 onzas (85 g) de pepperoni contiene 0,99 mg de ácido pantoténico; una quinta parte de tus necesidades diarias-, así como 1,45 microgramos de vitamina B-12, que aporta el 60 por ciento de la vitamina B-12 recomendada.

Sodio nocivo

El contenido astronómico de sodio en el pepperoni puede suponer un riesgo grave para la salud. Una sola porción de 3 onzas (85 g) contiene 1479 miligramos de sodio; casi dos tercios del límite de 2.300 miligramos. Si tienes más de 51 años de edad o si sufres de presión arterial alta, una porción de pepperoni contiene casi tu límite diario de sodio de 1.500 miligramos. Tu cuerpo necesita sodio para controlar la presión arterial, pero el exceso de sodio hace que la presión arterial sea excesivamente alta. Con el tiempo, esto aumenta la presión sobre los vasos sanguíneos y los riñones, dañando el tejido y contribuyendo a la enfermedad de riñón y la enfermedad cardiovascular.

Las preocupaciones de nitrato

Hacer pepperoni implica el tratamiento con nitratos; productos químicos que se convierten en nitritos perjudiciales durante el proceso de curado. Este curado le da al pepperoni su distintivo sabor y color, pero también desencadena migrañas en algunas personas. El consumo de nitratos también plantea un riesgo de salud para las mujeres embarazadas debido a que los nitratos reaccionan con la hemoglobina en la sangre, evitando que la hemoglobina transporte correctamente el oxígeno por todo el cuerpo. Esto puede dañar al feto en desarrollo, y puede causarle a los bebés el "síndrome del bebé azul", llamada así debido a la tonalidad azulada asociada con la falta de oxígeno.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por mariana nonino