Pelotas de ejercicio para personas obesas

Una persona obesa puede sentirse incómoda cuando hace ejercicio, en especial en un gimnasio. Las pelotas de ejercicio para personas obesas son excelentes herramientas para utilizar tanto en el gimnasio como en casa. Es importante encontrar ejercicios que les den los resultados esperados, pero que no sean tan difíciles que les hagan perder la confianza. Las pelotas de ejercicio proporcionan apoyo para una variedad de ejercicios de estiramiento, tonificación, fortalecimiento y equilibrio.

Qué tamaño de pelota debes utilizar

Las pelotas de ejercicio vienen en una variedad de tamaños, que van desde 35 a 85 cm. Cuando te sientas sobre una, los pies deben estar apoyados en el piso, y las rodillas, dobladas formando un ángulo de 45 grados. Las personas obesas deben probar varias pelotas hasta encontrar la adecuada. Se pueden realizar ejercicios de equilibrio y fortalecimiento sobre las pelotas de ejercicio. Se pueden utilizar otras más pequeñas para elevar las piernas, realizar ejercicios de rango de movimiento e isométricos, apretando la pelota entre ambos brazos o ambas piernas.

Logra un entrenamiento completo

Cuando las personas obesas comienzan a utilizar pelotas de ejercicio, es aconsejable que comiencen con una sesión corta, de cinco minutos o más, dependiendo de su estado físico. Es aconsejable añadir algunos minutos a la rutina todas las semanas, a medida que la persona adquiere resistencia. Durante la primera semana, las personas obesas deben realizar ejercicios básicos, como sentarse sobre la pelota con los pies en el suelo, para adoptar una buena postura. Sentarse sobre la pelota también ayuda a mejorar el equilibrio. A medida que progresen, podrán utilizar la pelota para ayudarse a realizar diferentes ejercicios, como flexiones de brazos, abdominales, sentadillas y elevación de piernas. Hay muchos recursos en línea, como obesityhelp.com, con ejemplos de ejercicios para hacer con pelota.

Mejora la flexibilidad y la salud

La flexibilidad es un componente importante del estado físico. Tener flexibilidad aumenta el rango de movimiento, previene lesiones y reduce la tensión en los músculos. Las personas obesas pueden realizar ejercicios simples con la pelota, para mejorar su flexibilidad. Por ejemplo, recuéstate sobre la pelota boca arriba, para extender la parte delantera del cuerpo, incluyendo el pecho y los hombros. Esto ayuda a contrarrestar una mala postura. Las personas obesas, en general, no alcanzan a tocarse los dedos de los pies y tienen dificultad para agacharse, por lo que deben utilizar pelotas de ejercicio para estirar los ligamentos de la corva, los brazos y la espalda. Por ejemplo, párate con los pies abiertos a la altura de la cadera y coloca las manos separadas a la altura de los hombros en la pelota. Rueda la pelota mientras haces bisagra con la cintura y mantienes la espalda recta.

Consejos de seguridad

Si te sientes inestable con la pelota de ejercicio, puedes colocarla contra una pared, para evitar que se mueva. Cuando realices abdominales u otros ejercicios sobre la pelota, puedes trabar los pies debajo de algo estable, como un mueble grande, para evitar que la pelota se mueva. Para evitar lesiones en la parte inferior de la espalda y mejorar la estabilidad, debes utilizar los abdominales durante todos los ejercicios que realices con la pelota.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica owens | Traducido por pilar celano