¿Es peligroso consumir demasiada vitamina C?

La vitamina C es un antioxidante que ayuda a tu cuerpo a mantener un sistema inmunológico fuerte para combatir enfermedades. Es posible que pienses que sería imposible consumir una cantidad demasiado grande de un nutriente beneficioso. Sin embargo, grandes dosis de vitamina C pueden causar malestar, afectando principalmente a tu sistema digestivo.

Definición

La vitamina C, también llamada ácido ascórbico, es usada en diversos procesos bioquímicos de tu cuerpo, como la síntesis de neurotransmisores. También es un antioxidante, el cual ayuda a luchar contra moléculas dañinas que se conocen como radicales libres. La vitamina C se encuentra naturalmente en una variedad de alimentos, especialmente en frutas cítricas. Otros alimentos ricos en vitamina C incluyen a las fresas, los pimientos rojos, el brócoli y los tomates. Una deficiencia de vitamina C puede provocar escorbuto, una enfermedad potencialmente mortal que causa sangrado fácil, hematomas y problemas en las articulaciones, aunque es poco común en los Estados Unidos.

Cantidades diarias y límite

La ingesta diaria recomendada de vitamina C para un hombre promedio es de 90 mg, mientras que es de 75 mg para una mujer. Esto es ligeramente mayor para las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, con 85 mg para las mujeres embarazadas y 120 mg para las madres en periodo de lactancia. El límite superior recomendado para la vitamina, para cualquier persona, es de 2,000 mg al día, lo cual generalmente es debido al consumo de un suplemento de vitamina C.

Síntomas y complicaciones

Si consumes demasiada vitamina C puedes desarrollar una serie de síntomas, incluyendo náuseas y diarrea. También puedes experimentar acidez, calambres estomacales, dolores de cabeza, insomnio y cálculos renales. Sin embargo, el Linus Pauling Institute confirma que una sobredosis de vitamina C no provoca toxicidad peligrosa, y no deberías tener ningún efecto duradero. Cualquier síntoma que puedas experimentar debido a altas dosis de vitamina C, deberían desaparecer al dejar de tomar los suplementos.

Prevención

Aunque el exceso de vitamina C no es un peligro a largo plazo, puedes evitar las desagradables complicaciones de consumir altas dosis al evitar sobrepasar tu cantidad de ingesta diaria. Si estás tomando un suplemento de vitamina C, presta atención a la dosis y no excedas los 2,000 mg diarios. La cantidad que necesitas es tan pequeña que deberías ser capaz de obtenerla de forma natural, si sigues una dieta balanceada. Si accidentalmente tomas demasiada vitamina C, generalmente tu cuerpo elimina la vitamina C adicional a través de tu orina.

Más galerías de fotos



Escrito por joseph mcallister | Traducido por paulo gutierrez