¿Puede ser peligroso beber demasiado jugo de toronja?

La toronja es un híbrido de la naranja y pomelo, que es básicamente una versión más grande del pomelo. La fruta y su jugo son ricos en nutrientes, incluyendo la fibra de pectina, vitamina C y otros antioxidantes como los flavonoides. Si bien el jugo de toronja es nutritivo, también puede ser perjudicial a dosis pequeñas o grandes.

Ganancia de peso

El zumo de toronja puede ayudar a perder peso y reducir el riesgo de diabetes tipo 2, según un estudio en el "Journal of Medicinal Food" realizado por el Department of Nutrition and Metabolic Research at Scripps Clinic en California. Sin embargo, puedes tener demasiado de algo bueno. El aumento de peso es el resultado de consumir demasiadas calorías y no hacer suficiente ejercicio. Además, si bebes el jugo de toronja endulzado, ten en cuenta que las bebidas azucaradas son contribuyentes a la obesidad.

Interacción con los medicamentos

Uno de los peligros bien conocidos del zumo de toronja es su capacidad para interactuar con numerosos medicamentos, incluso en pequeñas cantidades. Puede hacer que los medicamentos sean demasiado potentes o reduzcan su eficacia. Por ejemplo, no debes tomar jugo de toronja si estás tomando medicamentos para el riñón, antihistamínicos, antibióticos o medicamentos para bajar el colesterol sin consultar a tu médico. Otros fármacos que el jugo de toronja puede afectar incluyen los inmunosupresores y algunos medicamentos para las enfermedades del corazón, tales como bloqueadores de los canales de calcio.

Acidez

El reflujo gastroesofágico o la acidez estomacal, ocurre cuando el esfínter esofágico inferior entre el estómago y el esófago es débil o no funciona correctamente. Como resultado, se permite el flujo de ácido desde el estómago hacia el esófago. Los jugos de cítricos como el de toronja pueden debilitar el esfínter esofágico inferior, lo que contribuye a la acidez y los síntomas tales como ardor, dolor en el pecho y un gusto amargo en la parte posterior de la boca.

Erosión ácida

Demasiado jugo de toronja también puede ser perjudicial para los dientes. En un estudio publicado en el "Journal of Dentistry" en 2005, los investigadores de Tailandia y los Estados Unidos encontraron que las bebidas ácidas erosionan y suavizan el esmalte dental. Cuanto menor sea el pH de un alimento en particular, mayor es su efecto corrosivo. El pH neutral es de 7,0; la toronja es de entre 2,90 y 3,25. La pérdida de esmalte dental comienza con un pH 5,5. Siempre que sea posible, bebe zumo de toronja con una pajita para proteger tus dientes.

Más galerías de fotos



Escrito por kay uzoma | Traducido por verónica sánchez fang