¿Por qué es peligroso que un bebé tenga diarrea?

Cuando un bebé tiene diarrea, la causa en general no es grave, pero el resultado puede serlo si persiste por demasiado tiempo. Algunas causas comunes son la sensibilidad a alimentos, alergias e infecciones intestinales. Puede ser de ayuda reconocer la diferencia entre deposiciones normales y diarrea para determinar cuándo tu hijito pueda necesitar atención médica.

Peligros de la diarrea

La mayor complicación de la diarrea es el riesgo de que el bebé se deshidrate, según AskDrSears.com. Algunos síntomas que indican que un bebé se está deshidratando es si está menos activo de lo habitual, si orina con menos frecuencia en sus pañales y si está irritable. Otros síntomas son los ojos secos, la boca ligeramente más seca de lo normal y la falta o escasa producción de lágrimas al llorar. Busca el consejo del médico de tu hijo para calmar toda preocupación y evitar que la deshidratación empeore. Esto es especialmente importante si tu bebé tiene menos de 3 meses.

Modificaciones en las deposiciones

Conocer cómo son las deposiciones de tu hijo normalmente te ayudará a determinar si tiene diarrea. Según AskDrSears.com, si las deposiciones son más flojas, verdes o más líquidas de lo habitual, es probable que sea diarrea. Otros síntomas pueden ser deposiciones con mucosidad o consistencia acuosa.

Cantidad de deposiciones

Es común que algunos bebés evacuen de ocho a diez veces por día, aunque esto generalmente disminuye cuando crecen. Si tu bebé sólo evacua dos o tres veces en el día, es lo normal para él. Una manera efectiva de determinar si tu bebé tiene diarrea es controlar la frecuencia de sus deposiciones. Si han aumentado al doble o casi al doble, entonces es probable que tenga diarrea. Si no, puede ser sólo una variación intestinal normal.

Cómo saber cuándo llamar al médico

Normalmente, si tu bebé está enfermo tendrá síntomas aparte de las deposiciones flojas y aumento de la frecuencia de las deposiciones. Algunos síntomas que indican que la diarrea del bebé se debe a una enfermedad son la fiebre, la congestión o no tomar el pecho o el biberón como lo hace habitualmente, según afirma el sitio web del National Institutes of Health's Medline Plus. Asimismo, es posible que esté más quisquilloso de lo normal y no duerma bien. Los padres deberían comunicarse con el pediatra.

Síntomas de deshidratación moderada o severa

Los bebés que padecen deshidratación leve a menudo actúan de manera aletargada, sus ojos parecen hundidos y su piel no es tan elástica, según Medline Plus. Es probable que aquellos con deshidratación severa no orinen por períodos de hasta ocho horas. La fontanela de tu hijo puede parecer hundida y su piel no se volverá a estirar cuando lo pellizques suavemente y sueltes. A esta altura, los bebés en general están bastante aletargados y posiblemente pierdan la conciencia. Estos síntomas son de emergencia, tu bebé deberá recibir atención médica de inmediato.

Más galerías de fotos



Escrito por chelsea fitzgerald | Traducido por noelia menéndez