Peligros de los suplementos de aceite de pescado

Aunque los suplementos de aceite de pescado se promocionan por sus beneficios para la salud, relacionados con su rica concentración de ácidos grasos omega 3, muchas personas se preguntan si esos beneficios son anulados por los contaminantes peligrosos, sobre todo mercurio y PCB, haciendo su camino en los suplementos.

Mercurio

El mercurio es un metal pesado que existe en diversas formas. Según la Environmental Protection Agency (EPA), la forma más común en que los estadounidenses están expuestos al mercurio es a través del consumo de pescado que contiene una forma de mercurio conocida como metilmercurio. Para los bebés, los fetos y los niños las consecuencias de salud más conocidas asociado con la exposición al metilmercurio es la disminución del desarrollo del cerebro. Otros efectos sobre la salud pueden incluir la falta de coordinación muscular, trastornos del habla y la audición, debilidad muscular y alteración de la visión periférica. El pescado con alto contenido de mercurio incluyen el tiburón, el pez espada, el blanquillo y caballa gigante y los pescados bajos en mercurio incluyen el camarón, el atún, el pez gato, el salmón y el abadejo.

PCB

Los PCB o policlorobifenilos son una clase de compuestos químicos orgánicos, hechos por el hombre que fueron fabricados en el pasado para una variedad de usos comerciales, incluyendo plásticos, selladores, acabados de suelos, papel de copia sin carbón, transformadores, condensadores y aislamiento del cable. Los PCBs se prohibieron en 1979, pero que todavía existen en el entorno de hoy en día. Según la EPA, estos productos químicos se descomponen lentamente y pueden ser transportados a largas distancias y circular entre la atmósfera, el agua y el suelo. Los PCBs se sabe que causan cáncer, así como otros efectos negativos en la salud del sistema reproductivo, el sistema inmunológico y el sistema nervioso. Los PCB pueden acumularse en los cuerpos de los peces pequeños, que pone a las personas que consumen pescado en riesgo de contaminación.

Pruebas del aceite de pescado

En 2012, Consumer Lab probó una variedad de aceites de pescado para buscar mercurio y PCB. Las pruebas revelaron sólo trazas de PCB en la mayoría de las marcas y ninguna de las marcas contenían mercurio. De acuerdo con Consumer Lab, una porción de carne de pescado es más probable que esté contaminada que un suplemento de aceite de pescado. Un estudio de 2009 publicado en "Nuero Endocrinology Letters" también probó cápsulas de aceite de pescado y aceite de hígado de bacalao para buscar mercurio y PCB. La prueba reveló que todas las muestras se encontraban por debajo del límite de detección para el mercurio y algunos PCB se encontraron en bajas concentraciones. El estudio concluyó que las cápsulas de aceite de pescado y aceite de hígado de bacalao son seguras y saludables.

Interacción con las drogas y efectos secundarios

Medline Plus señala que los suplementos de aceite de pescado son "probablemente seguros", siempre y cuando se consuman en dosis de 3 gramos o menos por día. Las dosis más altas pueden reducir la actividad inmune y retardar la coagulación sanguínea, lo que aumenta el riesgo de sangrado. Los suplementos de aceite de pescado también pueden bajar los niveles de vitamina E. Los efectos secundarios pueden incluir eructos con olor a pescado, erupción, hemorragia nasal, ardor de estómago, náuseas y diarrea. Si tienes alguna condición de salud, en particular una enfermedad de hígado, alergias a los mariscos, trastorno bipolar, depresión, diabetes, presión arterial alta o VIH/SIDA, no uses aceite de pescado a menos que estés bajo la supervisión de un profesional del cuidado de la salud. El aceite de pescado puede reaccionar con algunos medicamentos incluyendo medicamentos para la presión arterial alta, medicamentos anticonceptivos, orlistat y medicamentos que retardan la coagulación sanguínea.

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por verónica sánchez fang