Los peligros de un té herbal de menta

La menta o Mentha piperita es una planta que crece libremente en los Estados Unidos y es cultivada por su aceite aromático. Las hojas de la planta también son útiles para hacer un té de hierbas, que está disponible en las tiendas naturistas. La lista de los posibles beneficios del té de menta es larga e incluye el tratamiento del dolor de estómago y la estimulación del sistema inmunológico. También puede ser beneficioso para el tratamiento de la diarrea, el insomnio, la ansiedad y la menor acidez estomacal. Aunque es aromática y relajante, hay algunos peligros asociados con la hierba. Habla con tu médico antes de usar la menta para el tratamiento de alguna condición médica.

Contaminación

La FDA no supervisa la producción de té de hierbas y suplementos, así que no hay garantía de que el té de menta que compras esté libre de contaminantes, incluidos los plaguicidas. Cómprale té a un fabricante bien conocido y de confianza para reducir el riesgo de contaminación.

Embarazo

La “Gale Encyclopedia of Alternative Medicine” dice que debes evitar beber té de menta o consumir otras formas de menta durante el embarazo, especialmente si tienes antecedentes de aborto involuntario. Aunque el té es seguro para la mayoría de las mujeres embarazadas, grandes cantidades pueden desencadenar un aborto involuntario.

Bebés y niños

No les des té de menta a los bebés o niños pequeños, incluso en pequeñas dosis. El aceite aromático de la menta puede causar serios problemas respiratorios. Las madres lactantes deben evitar el té de menta.

Reflujo ácido

Si sufres de reflujo ácido o enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), beber té de menta puede relajar la válvula que separa el esófago del estómago. Esto puede aumentar el reflujo de ácido del estómago hacia el esófago, lo que hace que la condición empeore.

Interacciones medicamentosas

De acuerdo con the University of Maryland Medical Center, la menta puede interferir con algunos medicamentos recetados, incluyendo medicinas para reducir el ácido estomacal, los medicamentos utilizados para tratar la diabetes y los medicamentos para la presión arterial y la ciclosporina. No bebas té de menta ni uses aceite esencial de menta, si estás tomando cualquier tipo de medicamento sin hablar primero con tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por glenda taylor | Traducido por katherine bastidas