Los peligros del uso de lazos y accesorios para el pelo en una bebé

Si tu pequeña hija ya tiene pelo, seguramente te es difícil resistirte al uso de accesorios; sin embargo, hay que reconocer los riesgos.

Si tu pequeña hija ya tiene pelo, seguramente te es difícil resistirte al uso de accesorios; sin embargo, hay que reconocer los riesgos.

Si tienes la suerte de tener una linda bebé con mucho cabello, seguramente las ganas de colocarle moños y lazos son casi irresistibles; sin embargo, a menos que los uses bastante flojos, este tipo de accesorios pueden dañar el cabello de tu hija. Por desgracia, si están demasiado flojos, puede quitárselos fácilmente y tragarlos o ahogarse con ellos. Piensa en que una bebé con mucha determinación podrá quitarse un accesorio para el pelo incluso si está bien apretado.

Daño capilar

Los bebés y los niños tienen el pelo más delgado y frágil que los adultos, por lo que puedes dañarlo fácilmente. Colocar accesorios o lazos muy apretados en el cabello frágil puede causar alopecia por tracción, que se trata de un tipo específico de pérdida de cabello. En estos casos, el pelo se rompe y se cae en donde queda apretado o también puede dejar de crecer por completo en esas áreas. Deja de usar cintas para el pelo si notas indicio de daño y espera alrededor de tres meses para que los folículos pilosos se recuperen y produzcan cabello nuevo. Ten en cuenta que puede llegar a ocurrir pérdida permanente del cabello si no aflojas los accesorios, advierte el libro "Oski's Pediatrics: Principles and Practice" ("Oski's Pediatrics: Principios y practica").

Riesgo de asfixia

Los bebés ponen en su boca casi cualquier cosa que encuentran. Si tu hija tiene el pelo tiene muy fino, las cintas y otros accesorios no se quedarán en su lugar a menos que las aprietes demasiado. En general, lazos que se sueltan, representan un riesgo de asfixia. Los accesorios con detalles decorativos, igualmente son un peligro incluso si se quedan en su lugar, ya que tu hija puede arreglárselas fácilmente para desprender la decoración y ponerla en su boca.

El riesgo de los objetos tragados

En la mayoría de los casos, los bebés tragan objetos pequeños que pasan inofensivamente a través de los intestinos y se eliminan con las heces. Sin embargo, los objetos grandes o con bordes filosos podrían dañar el intestino. Un lazo para el cabello con piezas decorativas podría dañar los delicados tejidos del esófago, el estómago, el intestino o el recto a medida que pasa a través de ellos; mientras que un accesorio más grande, podría causar una obstrucción intestinal. Si tu pequeña hija se traga un objeto de estos, llévala inmediatamente al pediatra. Es posible que te sugiera revisar las heces durante un periodo de entre tres y cinco días para asegurarte de que la pieza se elimine, explica el pediatra Dr. William Sears. Si hay sospechas de una obstrucción intestinal, lo más probable es que el médico ordene radiografías para determinar la ubicación del objeto.

Alternativas seguras

Es difícil resistir la tentación de hacer lindos peinados a una bebé. Si realmente quieres hacerlo, utiliza scrunchies (bandas elásticas forradas de tela) en lugar de ligas de goma, y no las coloques demasiado apretadas para así reducir el riesgo de daño el cabello. En lugar de recoger la pequeña cabellera de la misma forma todos los días; varía los estilos para no estresar el cuero cabelludo en una sola área. No utilices bandas demasiado pequeñas o adornadas que la niña pueda poner en su boca y asfixiarse o tragarlas.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por pei pei