Peligros del aceite de orégano durante el embarazo

Debes tener precaución cuando utilices cualquier tipo de aceites de aromaterapia u otros suplementos mientras estés embarazada, ya que pueden poseer peligros para el bebé en el vientre. El aceite de orégano es un aceite de aromaterapia que se utiliza para varios problemas de salud, pero no se recomienda utilizarlo durante el embarazo. Aprender más acerca de para qué se utiliza el aceite de orégano y por qué debes evitarlo durante el embarazo puede ayudarte a tener un embarazo seguro.

Usos

Las propiedades antimicrobianas y antioxidantes del aceite de orégano pueden ayudarte a tratar una variedad de enfermedades. Uno de los usos más comunes del aceite de orégano es para tratar las infecciones por levadura, ya que el aceite tiene poder de destruir la levadura candida, la cual causa este tipo de infecciones. El aceite también puede tratar otras infecciones fúngicas. Drugs.com indica que el aceite de orégano también se utiliza como un antiespasmódico en el tratamiento de la diabetes.

Menstruación

Se recomienda que no utilices aceite de orégano mientras estés embarazada, ya que puede inducir la menstruación. A las mujeres que experimentan una ausencia de menstruación a veces se les receta aceite de orégano para ayudar a estimular su período. Patricia Davis, autora de "Aromatherapy: An A-Z", indica que por esta razón no debes consumir o utilizar el aceite de orégano mientras estés esperando un bebé. Si experimentas cualquier goteo, llama a tu doctor de inmediato, particularmente si utilizaste el aceite de orégano.

Aborto involuntario

El peligro más grande del aceite de orégano durante el embarazo es el riesgo de abortar. Ya que el aceite de orégano puede estimular la menstruación, también puede estimular tu útero y causar un aborto involuntario. Drugs.com indica que el aceite de orégano también puede utilizarse en algunas culturas como una manera de abortar un bebé, ya que puede causar el desarrollo de desórdenes gastrointestinales, hemorragia genital y la falla de tus órganos internos. Por esta razón, el aceite de orégano debe evitarse durante el embarazo.

Orégano fresco o seco

Aunque no debes utilizar aceite de orégano durante el embarazo, puedes utilizar orégano fresco o seco para condimentar tu comida. Drugs.com indica que el orégano es considerado seguro cuando lo utilizas como parte de tu preparación de comida. Una rociada de orégano seco en tus recetas favoritas suministra nutrientes que tú y tu bebé requieren, incluyendo calcio, hierro, potasio, ácido fólico, vitamina A y vitamina K. El orégano seco puede utilizarse para condimentar una variedad de comidas, incluyendo lasañas, salsa para espagueti, ajo tostado, sopa de vegetales y sándwiches asados.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por alejandra rojas