Peligros en las competencias de porristas

Animar ahora es considerado un deporte de competición y también una de las actividades recreativas escolares más peligrosas, según el Centro Nacional de Investigación de Lesiones Catastróficas Deportivas. Las rutinas de competencia de porristas que incluyen acrobacias con frecuencia son peligrosas y tienen movimientos gimnásticos complicados. Como las acrobacias son más complicadas, los riesgos y los peligros aumentan. Mientras que la Asociación Americana de Entrenadores y Administradores de Animación han esbozado las directrices de seguridad, todavía ocurren accidentes.

Lesiones catastróficas

El Centro Nacional de investigaciones de Lesiones Catastróficas Deportivas encontró que el 56 por ciento de las lesiones catastróficas en las mujeres atletas entre 1982 y 2007 estaban relacionadas con la animación. Hubo dos accidentes mortales, 13 heridas que llevaron a la parálisis y 29 lesiones de cabeza muy graves o lesiones en la médula sin parálisis. En el informe generado en 2009 por la NCCSI, las porristas representaron más del 70 por ciento de las lesiones catastróficas en el nivel universitario y casi el 50 por ciento en escuelas secundarias. La mayoría de las lesiones graves se producen en el cuello, la cabeza, el cráneo, la columna vertebral y la cara y ocurren durante acrobacias de pirámides y en los lanzamientos de canasta.

Lesiones comunes

A medida que los trucos para animar se hacen más exigentes en las competencias y en el marco de los eventos deportivos, se presentan más lesiones. De 1990 a 2002, la sala de urgencias ha sido visitada por casi el doble de personas por lesiones relacionadas a la animación, de 10.900 a casi 23.000. Más del 70 por ciento de todas las lesiones de porristas fueron esguinces y torceduras y las porristas fueron atendidas y dadas de alta sin complicaciones graves, de acuerdo con el NCCSI.

Previniendo lesiones

Muchas organizaciones de porristas están de acuerdo en que la mayoría de las lesiones se producen debido a la falta de formación. Terry Zeigler de SportsMD dice que una de las principales razones de las lesiones ocurren porque los entrenadores que a menudo supervisan los escuadrones de porristas no están certificados en gimnasia, acrobacias y volteretas. Para evitar accidentes, los escuadrones universitarios deben ser entrenados por profesionales capacitados y certificados, según los requerimientos de la Asociación Americana de Entrenadores y Asesores de Animaciones (AACCA, siglas en inglés), y las mujeres deben estar en condiciones y ser preparadas para los trucos que se les pide realizar. Los equipos sólo deben realizar actuaciones con las directrices publicadas por las organizaciones de porristas reconocidas a nivel nacional, tales como la AACCA. Los calentamientos y estiramientos son imprescindibles antes y después de las sesiones de práctica.

Lineamientos de seguridad

La AACCA publica pautas de seguridad para prevenir lesiones. Algunas guías incluyen asegurar que los apoyadores sean obligatorios para todos los escuadrones durante los trucos, que no se permitan animadoras que participen en un truco con la intención de ser atrapadas o que aterricen en una posición invertida y que todos los trucos deben ser aprobados por un entrenador capacitado. Siguiendo estas pautas se reducen los esguinces, contusiones y lesiones catastróficas.

Más galerías de fotos



Escrito por candice hughes | Traducido por franco castro