Los peligros de un bebé que camina

Has esperado que tu bebé dé sus primeros pasos, pero este hito viene con nuevos peligros. Es posible que hayas asegurado a prueba de niños algunas áreas de tu casa, pero ahora es el momento de volver a evaluar. Modera tu entusiasmo por un momento para asegurarte de evitar tantas lesiones como sea posible ahora que tu bebé está paseando alrededor.

Muebles


Protege los muebles para evitar que tu hijo se lastime.

Apóyate sobre las manos y las rodillas para mirar alrededor de la casa para ver cuáles son los peligros de muebles potenciales. Utiliza soportes de pared para fijar las estanterías y otros muebles potencialmente inestables a las paredes para que tu pequeño no los pueda tirar. Cubre los bordes afilados de las sillas, mesas o mostradores con almohadillado. También, coloca tus muebles de una manera que evite que tu hijo se suba y se caiga o agarre algo peligroso.

Caídas


Acostúmbrate a las caídas a medida que empiezan a caminar.

Las caídas son inevitables cuando el bebé comienza a caminar más. Manténlo principalmente en áreas alfombradas o blandas para evitar rasguños y golpes. Si tienes alfombras, fíjalas al suelo o usa almohadillas antideslizantes debajo. También es importante comprar el calzado adecuado una vez que el bebé comienza a caminar. Antes de que camine, deja a tu bebé en calcetines o descalzo. Una vez que empiezan a caminar, los zapatos que le den apoyo a su pie pero que también son flexibles, son la mejor opción. Una suela de cuero o de goma proporciona flexibilidad, pero también tracción para tu andador. Las zapatillas son mejores que las botas porque no fuerzan su pie pequeño. Los zapatos cerrados también ayudan a evitar las caídas.

Tazas para sorber y chupetes

Es hora de tirar la taza para sorber y el chupete, al menos mientras tu bebé empieza a caminar. Una caída con una taza para sorber o con un chupete en la boca puede causar lesiones. Un estudio de 19 años, de 1991 a 2010, de la American Academy of Pediatrics mostró que más de 45.000 lesiones eran causadas por biberones, vasos para sorber o chupetes en niños menores de 3 años de edad. La principal causa de esas lesiones era la caída usando uno de ellos.

Peligros domésticos

Probablemente hayas resguardado a prueba de niños gran parte de la casa cuando el bebé empezó a gatear y aumentó su movilidad, pero si no lo hiciste, es necesario hacerlo ahora. Cubre todos los enchufes eléctricos, ata los cables sueltos y colócalos fuera del alcance. Usa cubiertas para los picaportes de las puertas y cerraduras a prueba de niños en las puertas corredizas de vidrio. Coloca barras de seguridad o protectores en las ventanas y ata todos los cordones de las persianas. Usa puertas de seguridad de todos los cuartos, escaleras u otras áreas a las que no deseas que llegue tu andador. Guarda todos los medicamentos en un armario bajo llave y usa pasadores de seguridad en los armarios con materiales peligrosos tales como productos de limpieza.

Más galerías de fotos



Escrito por tamara runzel | Traducido por maría florencia lavorato