Cómo pelar la cáscara de un coco

Escrito por a.j. andrews | Traducido por alejandra rojas
Los

La naturaleza hizo los cocos (coconuts) difíciles de abrir por la misma razón que lo hizo con otras semillas: para proteger el embrión. Cuando abres un coco para extraer su carne o endosperma, tienes que pasar por varias capas de protección: la capa exterior, la cáscara, el hueso y la semilla. El hueso, esencialmente la última línea de defensa del coco, se funde con la carne y hace difícil la separación. Pero aplicar calor afloja la carne del hueso del coco y hace a esta semilla no tan difícil de romper.

Calienta el horno a 350 grados Fahrenheit. Enjuaga la piel del coco unos minutos bajo un chorro de agua fría. Enjuagar la cáscara remueve cualquier bacteria o suciedad que pueda transferirse al coco cuando lo abras.

Pincha un agujero en el ojo del coco con un sacacorchos o destornillador Phillips y escurre el agua. Agrieta la cáscara del coco varias veces al golpearlo a lo largo de la línea ecuatorial con el respaldo de un cuchillo pesado, envolviéndolo en una toalla y golpeándolo con un martillo o con un cincel.

Abre la cáscara a la mitad con un destornillador de cabeza plana o una herramienta similar. Coloca las mitades con la abertura hacia arriba sobre una bandeja para hornear y mételo al horno.

Calienta el coco en el horno por 10 a 15 minutos y retíralo. Deja que las mitades se enfríen hasta que puedas manipularlas sin quemarte.

Acuña el destornillador de cabeza plana o cuchillo para mantequilla entre la cáscara marrón que cubre la carne blanca del coco y el hueso. Haz una palanca sobre la carne de la cáscara. A veces la carne se separa de la cáscara en una sola pieza, pero a menudo se separa en 2 o 3 piezas grandes.

Pela la piel del coco utilizando un pelador para vegetales o un cuchillo para pelar, como pelarías un vegetal de cáscara gruesa.

Consejo

Ralla o corta la carne del coco en listones delgados con un pelador de vegetales y si deseas tuéstalo por 10 a 12 minutos en un horno a 350 grados Fahrenheit.

Almacena el coco en un contenedor hermético dentro del refrigerador por 2 a 3 días.

El líquido dentro del coco es el endosperma (no leche de coco) que penetra en la carne con el tiempo. Aún así, puedes beberlo como leche de coco.

Si quieres hacer leche de coco, mezcla carne rallada de coco sin endulzar con el doble de agua tibia por volumen en un procesador de comida. Escurre el puré a través de una estopilla y luego une las esquinas de la misma y tuércela para extraer la leche.