¿Los peelings con ácido salicílico ayudan a la piel?

El ácido salicílico es un ingrediente que se usa en los peelings químicos. Estos tratamientos, que son seguros y muy efectivos cuando los realiza un dermatólogo, pueden ser exactamente lo que necesites para darle a tu piel una apariencia radiante. Pero estos peelings son muy suaves y no le darán a tu cutis una renovación total, especialmente si te preocupan las arrugas profundas, un vasto daño solar y cicatrices del acné.

Acerca del ácido salicílico

Derivado de la aspirina, el ácido salicílico recae en la categoría de los betahidroxiácidos, o BHA (por sus siglas en inglés). El ácido salicílico es un exfoliante y tiene propiedades anti-irritantes y antiinflamatorias, según el sitio web CosmeticsCop. Puede penetrar los poros de la piel, por lo cual se utiliza con frecuencia en productos que tratan las lesiones del acné, incluyendo pústulas y espinillas. La Clinica Mayo dice que los peelings con ácido salicílico son una terapia de emergencia para tratar la piel aún afectada por el acné.

El peeling a la hora del almuerzo

El ácido salicílico es una substancia usada en el tratamiento cosmético conocida como el peeling a la hora del almuerzo, llamada así porque está diseñada para mujeres con prisa. También conocido como peeling superficial o ligero, este tratamiento es relativamente indoloro y tiene un rápido tiempo de recuperación y pocos efectos secundarios en comparación con peelings más profundos. El ácido salicílico penetra únicamente en la primera capa de tu piel, dándole una apariencia refinada y saludable. La American Academy of Dermatology (AAD) dice que se necesitan varios de ellos para obtener resultados óptimos.

Qué esperar

Los peelings con salicílico, siendo el tipo más ligero de peeling facial, dan resultados sutiles. Pueden apuntar a una leve decoloración, a alivianar los parches ásperos y a renovar la apariencia de tu piel. El American Osteopathic College of Dermatology sostiene que un peeling leve puede hacer que tu piel tenga un "brillo rojizo" que desaparece en un par de días. Generalmente puedes volver a maquillarte inmediatamente después del tratamiento, aunque la AAD dice que en algunos casos, debes esperar un par de días para hacerlo. El Osteopathic College of Dermatology dice que los tratamientos generalmente consisten en una serie de seis a ocho peelings con un intervalo de dos a tres semanas entre ellos.

Estudio de seguridad

Un estudio sobre los peelings con ácido salicílico realizados por los dermatólogos pakistaníes Bari Arfan UI, Iqbal Zafar y Rahman Simeen Ber se publicó en el Indian Journal of Dermatology, Venereology and Leprology. El estudio observó a 268 participantes de 10 a 60 años que recibieron peelings de ácido salicílico por diversas condiciones faciales como melasma, acné, cicatrices post-inflamatorias y verrugas. Los tratamientos se llevaron a cabo una vez a la semana durante ocho semanas. Los efectos secundarios comunes incluyeron malestar menor, ardor, irritación e hinchazón, pero se describieron como "de fácil manejo", y casi todos los participantes toleraron los tratamientos. Los investigadores concluyeron que los peelings con ácido salicílico son "una modalidad de tratamiento bien tolerada y segura en muchas dermatosis faciales superficiales".

Precauciones y temas de preocupación

Los peelings con ácido salicílico pueden reducir signos sutiles de envejecimiento y acné. Pero no obtendrás los resultados drásticos que ofrecen los peelings que utilizan productos químicos más potentes, como el ácido tricloroacético, comúnmente conocido como TCA (por sus siglas en inglés), o fenol. La American Society of Plastic Surgeons dice que los peelings que emplean TCA y fenol llegan a mayor profundidad de la piel y pueden reducir la aparición de arrugas, fotoenvejecimiento, cicatrices del acné e incluso lesiones pre-cancerosas. Los peelings químicos de todo tipo se consideran cosméticos y probablemente no los cubra tu plan de seguro médico. Si no estás seguro de que un peeling salicílico es el tratamiento adecuado para ti, habla con tu dermatólogo.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa sefcik | Traducido por irene cudich