Cómo hacer pectina con cáscara de naranja

La pectina es un azúcar que se encuentra en las plantas y que puede usarse como agente gelificante, especialmente en mermeladas y jaleas. Aunque muchas plantas la tienen, la piel de los cítricos como las naranjas es particularmente rica en pectina. Según un artículo de 2011 en el "Indian Journal of Natural Products and Resources", tanto como el 30 por ciento de la piel de los cítricos está compuesta de pectina. Puedes comprarla en la tienda, pero también puedes extraerla de la cáscara de naranja.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • 6 a 8 naranjas
  • 2 tazas de agua
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • Olla no reactiva de acero inoxidable o esmaltado
  • Bolsa de jalea o colador con estopilla
  • Alcohol desnaturalizado al 70 %
  • Frasco pequeño con tapa

Instrucciones

  1. Pela a naranjas. Deja tanta parte blanca como puedas, ya que es particularmente rica en pectina.

  2. Corta la cáscara de naranja en tiras finas y usa el cuchillo para retirar la parte blanca.

  3. Corta la parte blanca en cubitos pequeños.

  4. Agrega 2 cucharadas de jugo de limón a la parte blanca picada. Puedes dejar esta mezcla reposar una hora o continuar con el paso siguiente, dependiendo cuánto tiempo tengas.

  5. Agrega el agua a la mezcla de limón y parte blanca de naranja y deja reposar una hora.

  6. Lleva la mezcla a hervor y luego deja que hierva a fuego lento. Si dejaste reposar las cáscaras con el limón una hora antes de agregar el agua, puedes hervirla solamente 10 minutos. Si no, hiérvela bajito durante 20 minutos.

  7. Vierte la mezcla en una bolsa de jalea o un colador cubierto con gasa y deja que drene durante toda la noche. Presionar los sólidos te permitirá extraer más jugo pero también hará que la pectina se enturbie.

  8. Prueba el líquido escurrido para ver el contenido de pectina. Para hacer esto, mezcla 1 cucharada de alcohol desnaturalizado o de friegas y 1 cucharada del líquido en un frasco pequeño con tapa y sacúdelo. Deja reposar un minuto y examina el contenido. Si la mezcla se ha vuelto una masa parecida a la gelatina, el jugo tiene un alto contenido de pectina. Varios grumos pequeños indican un contenido moderado, si hay muchos grumos diminutos, podrías no tener suficiente pectina para hacer jalea. Si deseas un concentración más alta de pectina, cocina a fuego suave el líquido escurrido hasta evaporar la mitad y vuelve a hacer la prueba.

Consejos y advertencias

  • La fruta más madura tiene la piel más fina y menos pectina. Cuanto más gruesa la piel, mayor el contenido de pectina.
  • Puedes guardar la pectina casera en el refrigerador hasta tres días. Para guardarla más tiempo, congélala o consérvala con el mismo método de conservar vegetales.
  • No consumas la mezcla de alcohol desnaturalizado y jugo de pectina.

Más galerías de fotos



Escrito por adam cloe | Traducido por frances criquet