PCOS y magnesio

El síndrome de ovario poliquístico, el trastorno endocrino femenino más común en Estados Unidos, afecta a entre el 5 y el 10 por ciento de las mujeres en Estados Unidos, según los informes de Polycystic Ovarian Syndrome Association. Los síntomas típicos del PCOS incluyen muchos pequeños quistes en los ovarios, el exceso de peso, disminución de la sensibilidad a la insulina o la resistencia a la insulina y los niveles excesivos de hormonas masculinas, llamadas andrógenos. Los altos niveles de andrógenos causan síntomas tales como pérdida de cabello de patrón masculino y el hirsutismo o exceso de vellosidad en los patrones atípicos, como en la cara, la espalda, los muslos o el abdomen. Algunos médicos recomiendan el magnesio como un tratamiento potencial para el síndrome de ovario poliquístico, pero los resultados del estudio son contradictorios.

Magnesio y resistencia a la insulina

La teoría que respalda los tratamientos de magnesio para PCOS es que los niveles de magnesio son a menudo bajos en las personas con diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2, el tipo más común de diabetes que normalmente se desarrolla en la mediana edad. Tomar suplementos de magnesio puede mejorar la sensibilidad a la insulina, según Jerry Nadler, MD. La disminución de la sensibilidad a la insulina es un factor en el desarrollo de la diabetes tipo 2 y síndrome de ovario poliquístico. La glucosa en el torrente sanguíneo normalmente resulta en la liberación de insulina desde el páncreas. La insulina ayuda a las células a absorber la glucosa. Cuando las células se vuelven resistentes a la insulina, ya no responden normalmente. Se necesita aumentar las cantidades de insulina para conseguir que las células respondan a la señal para la captación de glucosa. Los medicamentos indicados aumentan la sensibilidad a la insulina como la metformina, usado para tratar PCOS y la diabetes tipo 2, aumentando los niveles de magnesio en el hígado.

Ingesta recomendada de magnesio

La cantidad diaria recomendada de magnesio establecida por Medicine of the National Academy of Sciences es de 310 mg por día para las mujeres de 19 a 31 años y 320 mg para las mujeres mayores de 31 años de edad. Hasta el 50 a 85 por ciento de los estadounidenses pueden tener deficiecia en magnesio, según Dr. Nadler. Los niveles altos de glucosa en la sangre pueden causar aumento de la pérdida de magnesio en la orina, lo que puede explicar los niveles bajos de magnesio en los diabéticos, explica Office of Dietary Supplements.

Estudios negativos

En un estudio realizado por investigadores de Texas Tech University Health Sciences Center School of Medicine y que se informó en la edición de enero del año 2011 de la revista escandinava “Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica”, no se encontraron diferencias en los niveles de magnesio entre 100 mujeres con PCOS y 20 mujeres sin la enfermedad.

Riesgos

Los suplementos de magnesio hasta el máximo de consumo tolerable de 350 mg por día para las mujeres se consideran seguros. Los efectos secundarios de intoxicación por magnesio incluyen diarrea, disminución del estado mental, náuseas, pérdida de los reflejos tendinosos profundos, respiración lenta, debilidad muscular, hipotensión y pérdida de apetito. No tomes dosis altas de magnesio para el tratamiento de síndrome de ovario poliquístico sin la aprobación de tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por gabriela nungaray