Los patrones de comportamiento de un abusador

Dan Olweus, conocido internacionalmente por ser un investigdor sobre el tema del acoso (bullying), dice en su libro: "Bullying at School: What we know and what we can do (Bullying escolar: Lo que sabemos y lo que podemos hacer)" que los abusadores, que comprenden un 15% de los estudiantes de la escuela, tienen patrones de conducta que los definen. Entendiendo dichos patrones, estarás más preparado para entender y lidiar con los problemas de abuso.

Razones detrás de la conducta

El bullying generalmente se debe a la influencia de los padres. Aunque es poco probable que cualquier padre desee criar a un abusador, los padres siguen indirectamente entrenando a sus hijos para tener conducta de abusadores, de acuerdo con "Bullying at school: What we know and what we can do". Esto ocurre durante la pobre interacción entre padres e hijos. Por ejemplo, los padres autoritarios limitan la libertad de los niños en la medida en que podrían crear un deseo del niño para ejercer su sentido de la libertad de dominar a los demás. Del otro lado del espectro están los padres negligentes, que sin querer muestran a sus hijos que la atención es difícil de conseguir. El resultado es con frecuencia que los niños actúen de maneras negativas como abusando de sus compañeros para obtener atención de los adultos.

Conducta general de un abusador

Debido a que la palabra "bullying" se utiliza para describir el acoso repetido de los compañeros, significa que hay algunos patrones claros que definen a los abusadores. Los investigadores del bullying, como Jennifer Sarazen, autora de "Bullies and Their Victims (Los abusadores y sus víctimas)", han notado que casi todos los casos involucran una diferencia en la dinámica de poder entre el abusador y la víctima. Dicha dinámica de poder puede ser física o social. Por ejemplo, un chico físicamente mayor puede acosar a uno más pequeño. O una mayoría racial puede conspirar contra una minoría racial. Todos los casos de bullying contienen esta dinámica de poder y es simultáneamente caracterizada por reiterados casos de abuso.

El bullying a través de los años

La personalidad del bullying es penetrante. Un abusador en los años de educación primaria, probablemente sea un abusador durante la educación secundaria. Y el tipo de bullying tiende a cambiar en este punto, donde el abuso físico llega al máximo y hace sombra al abuso verbal. Sin embargo, en la escuela secundaria el bullying llega a fondo. En estos tiempos, el cyberbulling se vuelve más común. Los abusadores en la secundaria tienden a burlarse de sus víctimas y esparcir rumores. Entrando a la edad adulta, los abusadores están en un mayor riesgo de conductas criminales, con aproximadamente 60% de ellos con una condena a sus nombres a la edad de 24, según "Bullying at school: What we know and what we can do".

Chicos contra chicas

Para el bullying, el género importa. Los abusadores con frecuencia consideran el género al elegir a sus víctimas, y los niños son las víctimas más comunes. La conducta de un abusador también difiere dependiendo si es niño o niña. Las niñas tienden a usar técnicas sociales para maltratar a sus víctimas. Las abusadoras femeninas con frecuencia acuden a la exclusión social y a esparcir rumores para hacer que sus víctimas no se sientan queridas. Los abusadores masculinos tienden a ser más directos. Los hombres usan la violencia física y los insultos, con frecuencia llamada la orientación sexual de las víctimas a juego. Estas diferencias de género persisten durante los años escolares.

Más galerías de fotos



Escrito por damon verial | Traducido por arcelia gutiérrez