Cómo patinar en linea sobre un pie

Si alguna vez has logrado alrededor patinar en una pista o sobre el asfalto sin aferrarte a algo para mantener el equilibrio, entonces lo más probable es ya hayas patinado en un pie. Impulsar tu cuerpo hacia adelante requiere alternar los pies, es decir levantar un pie ligeramente del suelo para moverte hacia adelante, mientras que el otro patín se desliza sobre el piso. Conocer este sencillo hecho podría hacer que el siguiente paso parezca mucho menos intimidante: levantar el pie del piso y deslizarte en un solo pie. Con un poco de práctica avanzada para mantener el equilibrio, debes poder realizar esta tarea.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Casco
  • Rodilleras
  • Coderas

Instrucciones

  1. Practica algunos movimientos básicos de equilibrio cuando no tengas los patines puestos. Empieza por pararte en un pie, levantando el otro 2,54 o 5,08 cm (una o dos pulgadas) del piso. Cuando empieces a tambalearte, dobla tus rodillas y baja el cuerpo para estar más cerca del suelo. Al igual que en el patinaje, bajar tu centro de gravedad te ayuda a mantenerte estable. Cuando puedas levantar el pie del piso y mantenerlo arriba durante 30 segundos, haz el movimiento un poco más difícil recargando tu pie levantado sobre la parte interior del muslo opuesto y mantente así 30 segundos. Práctica ambas técnicas levantando un pie y luego el otro, así que te darás una idea sobre cuál pie es más estable. Si te resulta muy difícil mantenerte balanceado, considera unirte a una clase de yoga que ponga especial énfasis en las poses de equilibrio.

  2. Ponte tus patines y calienta patinando por unos minutos alrededor de la pista o o sobre el asfalto de cinco a diez minutos. Escoge un lugar con los menos obstáculos posibles, como grietas o rocas; ellas harían mucho más difícil mantener el equilibrio.

  3. Enfócate en patinar con un pie hacia adelante y formando un ángulo con tu cuerpo, permitiendo que el pie se deslice sobre el piso. Mantén tus rodillas dobladas ligeramente todo el tiempo -- esto te ayuda a balancearte. Mientras te deslizas sobre un pie, mueve el otro para colocarlo ligeramente delante del pie con el que estás patinando. Esta técnica natural de patinaje requiere que levantes del suelo el pie que se está moviendo, por lo que necesitas patinar sobre un pie.

  4. Sostén el pie que levantaste del piso por un segundo más, prolongando el deslizamiento del pie sobre el que estás patinando. Mientras aprendes esta habilidad, quédate cerca de la pared o el barandal para que puedas agarrarte y mantener el equilibrio. Sostén el pie levantado apenas arriba del piso y extiéndelo ligeramente delante de tu cuerpo. Cuando empieces a sentirte incómodo, baja el pie de nuevo y continúa patinando normalmente para recuperar tu confianza.

  5. Una vez que hayas dominado la elevación leve descrita arriba, levanta el pie del suelo pero detrás de ti. Mientras te deslizas sobre un pie, dobla la rodilla de la otra pierna y eleva su patín hacia tu trasero. Si comienzas a perder el equilibrio con el pie sobre el que estás patinando, doblar tu rodilla para acercarse al piso y luego lleva el otro patín hacia el piso si es necesario. Conforme esto se vaya haciendo más fácil, intenta el movimiento con "actitud" del mundo de patinaje, enderezar la pierna y extenderla detrás de ti. Al mismo tiempo, levanta un brazo por encima de la cabeza y estira el otro hacia un lado.

Consejos y advertencias

  • Si eres un patinador principiante, invierte en equipos de seguridad que incluyan un casco, rodilleras y coderas. Incluso los patinadores avanzados comúnmente usan casco.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole vulcan | Traducido por jorge escobar