Cómo patinar cuesta abajo

Después de dominar los conceptos básicos del patinaje en línea, tendrás que aprender a patinar cuesta abajo, algo normal en la mayoría de las zonas y, a veces inevitable. Los patinadores pueden ir tan rápido como 75 millas por hora, según indica el sitio web Inline Online, por lo que estar preparado con las técnicas adecuadas y el equipo es importante. Para practicar, elige un cerro con mucha hierba a los costados de modo que puedas salir del camino si sientes que estás perdiendo el control.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Casco
  • Coderas
  • Rodilleras
  • Muñequeras

Instrucciones

  1. Ponte el casco, las rodilleras, coderas y muñequeras.

  2. Sube la colina caminando o patinando hasta que estés a cerca de un tercio de la distancia desde la base. Este será tu punto de partida hasta que te sientas cómodo con la técnica apropiada. Párate en la hierba, mientras practicas la postura correcta para ir cuesta abajo.

  3. Coloca las manos sobre las rodillas y mantén tus tobillos en un ángulo de 90 grados. Al acercarte al suelo, estás bajando el centro de gravedad, lo que te hace más estable. Mantén los pies del ancho de los hombros en todo momento, lo que también te mantendrá más estable que tener los pies juntos.

  4. Pon tu peso sobre los talones. No debes tener ningún peso sobre los dedos de los pies. De hecho, si coges un bache o imperfección en la carretera, los dedos deben golpear la parte superior de tus botas mientras que todo tu peso se mantiene sobre los talones.

  5. Párate sobre la colina una vez que estés preparado para tu primera bajada. Manténte cerca del borde para que puedas salir a la hierba si es absolutamente necesario parar.

  6. Ponte en la postura correcta al colocar el segundo pie sobre la carretera, así no pasas mucho tiempo acomodándote mientras vas cuesta abajo. Debes comprometerte con la colina, una vez que vas hacia abajo. No te muevas de la posición de descenso hasta llegar a la base de la colina, y momento en el cual puedes volver a patinar hasta que desaceleres. Repite estos pasos hasta que te sientas cómodo con esta altura.

  7. Camina dos tercios del camino hacia arriba. Sal de la hierba y acomódate en tu posición a medida que bajas la colina. Si, en lo alto de la colina, sientes la necesidad de reducir la velocidad, puedes hacer hacer peso en el freno del talón, pero una vez que te has comprometido con la colina, permanece en posición hasta que llegues a la parte inferior.

  8. Camina hasta la cima de la colina, una vez que estés cómodo bajando desde los dos tercios de la colina. Párate en la parte superior plana de la colina y ponte en la posición hacia abajo. Empújate hacia abajo con un pie y luego vuelve a colocarlo en la anchura de los hombros y permanece en la postura hasta llegar a la parte inferior de la colina.

Consejos y advertencias

  • No tienes que lograr bajar una gran colina el primer día. Tómate tu tiempo para no lastimarte.
  • Las colinas que tienen desechos pueden causar accidentes.

Más galerías de fotos



Escrito por natasha puryear | Traducido por sofia loffreda