Cómo patear un balón a baja velocidad

Un golpe bajo, rápido y a las esquinas de la portería es un golpe que probablemente vencerá el rápido brazo del portero, incluso si llega a clavarse. Mucha gente, sin querer y muy a su pesar, manda el balón muy por encima de la portería aun cuando está a unos pocos metros enfrente de ella. Controlar la altura del balón depende en parte del ángulo en el que te inclinas. Mientras más hacia atrás te inclines, más alto irá el balón. Patear un balón en la parte baja en el soccer requiere de una pequeña inclinación sobre el balón y patear suave y firmemente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Prepárate para patear cuando el balón esté a unos cuantos metros de tus pies. No necesitas tomar demasiados pasos corriendo para patear bajo. Si ya estás corriendo cuando notas una oportunidad para tirar, esfuérzate en mantener tus pasos de forma uniforme. Evita cambiar a pequeños pasos o a unos más largos mientras te preparas para tirar; cualquiera de los dos acercamientos comprometerá tu control sobre el balón y probablemente no termine donde quieres.

  2. Planta la pierna que no patea ligeramente detrás y a la izquierda o derecha del balón, dependiendo de donde la quieras mandar. Mucha gente ejecuta este movimiento de "plantarse" como un pequeño salto. Un pequeño salto le dará a tu cuerpo una inercia extra para que puedas patear rápidamente. Por ejemplo, si pateas con tu pie derecho, salta sobre tu pie derecho y planta el izquierdo detrás y ligeramente a la izquierda del balón antes de balancear la pierna y patear el balón.

  3. Inclínate sobre el balón mientras te plantas. Si te inclinas hacia atrás mandarás el balón hacia el aire. Inclinarte muy hacia adelante compromete la fuerza y precisión del tiro. Observar el balón antes de plantarte ayuda a asegurar que tu cuerpo no esté muy inclinado. Si no puedes ver el balón en tu campo de visión, vas lo volarás.

  4. Balancea la pierna con la que pateas rápidamente, pero con firmeza. Empieza el balanceo muy por detrás de ti, mucho más atrás que una zancada al correr. Puedes hacer contacto con el balón de dos formas. Primero, puedes golpear el centro, o ligeramente abajo (pero no muy abajo, de otra forma causaras que el balón se vaya hacia arriba) en la parte de atrás del balón con el empeine del pie. Continúa el balanceo de tu pierna derecha hacia el balón, para que al final de éste esté a la altura de tu rodilla o más alto.

Consejos y advertencias

  • Observa jugadores profesionales. Observa el ángulo en el que están sus espaldas cuando corren hacia la portería, cómo se plantan y tiran.
  • El pequeño salto antes del balanceo de tu pierna debe de crear suficiente fuerza explosiva y la inercia que levanta tu cuerpo del suelo. Caer después de patear es común debido a la fuerza canalizada en el golpe. Si tu pie no deja el suelo, no pusiste suficiente fuerza en el golpe. Una fuerza efectiva involucra movimiento en todo el cuerpo.
  • Observar la esquina a la que quieres mandar el balón antes de plantarte te puede ayudar a direccionar el tiro. Sin embargo, los porteros suelen estar buscando estos pequeño movimientos. Mientras más juegues futbol, más recordaras la posición de la portería y eventualmente no tendrás que buscarla constantemente.

Más galerías de fotos



Escrito por nadine smith | Traducido por mariana perez