¿Por qué las patatas fritas son malas para ti?

Las patatas fritas fueron inventadas en 1853 por el chef George Crum, según la BBC. Cuando un cliente se quejó de que las patatas fritas fritas de Crum eran demasiado gruesas, se vengó cortando las patatas tan finas que ya no se podían cortar con el tenedor después de freírlas. Contrariamente a las expectativas del chef, el comensal antes descontento, estaba encantado. Las patatas fritas siguen haciéndonos sonreír, pero un exceso de estos bocadillos salados no es saludable. Come con moderación.

BTH

El butilhidroxitolueno, comúnmente conocido como BHT, se utiliza con frecuencia en la industria alimentaria para prevenir la rancidez en productos horneados envasados ​​y otros aperitivos. Este producto químico soluble en grasa se utiliza también en productos derivados del petróleo, productos farmacéuticos y cosméticos. Eleanor Ross Whitney y Sharon Rolfes Rady explican en su libro "Understanding Nutrition" que el BHT puede causar cáncer cuando se consume en grandes cantidades. Las cantidades de BHT necesarios para inducir el cáncer no se ingieren en circunstancias normales, pero si se quiere evitar cualquier tipo de exposición a sustancias químicas cancerígenas, elige una de las muchas variedades de patatas que están libres de preservantes.

Grasas trans

Las grasas trans aumentan el riesgo de enfermedades del corazón por obstrucción de las arterias, aumentan los niveles de colesterol total y reducen el nivel de colesterol bueno, o HDL, en el torrente sanguíneo. Aunque las grasas trans están presentes de forma natural en los productos lácteos y la carne, la gran mayoría de las grasas trans en la dieta provienen de producción de aceite vegetal parcialmente hidrogenado. Este ingrediente se ve favorecido por la industria alimentaria, ya que mantiene a los alimentos crujientes. No todos los fabricantes de patatas fritas utilizan este tipo de grasa. Busca las etiquetas nutricionales que dicen "0g grasas trans" si deseas evitarla.

Calorías huecas

La Guía Alimentarias para los Estadounidenses 2010, una publicación conjunta del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. y el Departamento de Agricultura de EE.UU., recomienda que obtengas la mayor parte de tus calorías de los alimentos ricos en nutrientes, como frutas, verduras y granos enteros. Los estadounidenses comen demasiados alimentos que no están en su forma en nutrientes. Cuando comes alimentos que no son ricos en nutrientes, estás ya sea tomando demasiadas calorías y aumentando el riesgo de obesidad o sustituyendo calorías vacías de alimentos saludables. Los alimentos pobres en nutrientes son los que tienen una gran cantidad de calorías provenientes de grasas, azúcares o granos refinados. Las patatas fritas, que normalmente derivan más de la mitad de sus calorías de la grasa, son pobres en nutrientes. Elige rebanadas de manzana o pimientos crudos en su lugar, o reserva las patatas fritas como un gusto ocasional.

Sal

La sal en las patatas fritas las hace sabrosas, pero satisfacer nuestro deseo de sal tiene un precio alto. La sal es un gran culpable de la hipertensión. Contribuye a un volumen arterial alto, lo que provoca el exceso de presión sobre las paredes de los vasos sanguíneos. La hipertensión es un factor de riesgo para un accidente cerebrovascular, infarto de miocardio e insuficiencia renal. De acuerdo con la Guía Alimentaria para los Estadounidenses 2010, más de la mitad de todos los adultos estadounidenses tienen hipertensión o prehipertensión, condiciones que pueden conducir a enfermedades del corazón.

Más galerías de fotos



Escrito por cindy ell | Traducido por andrés marino ruiz