Pastillas con alto contenido de fibra para suprimir el apetito

Hay muchas píldoras para perder peso y planes que pretenden suprimir el apetito para ayudarte a alcanzar tus metas. Muchos de estos productos no cumplen con las afirmaciones que hacen; si estás buscando ayuda para controlar tu apetito, trata de añadir un poco de fibra a tu dieta. La fibra puede ayudar a controlar el hambre e ingerir la suficiente es un componente importante para un plan de pérdida y control de peso. Si tu dieta es inadecuada puede que estés pensando en las píldoras de fibra. Sin embargo, habla primero con tu médico, porque las píldoras de fibra pueden causar efectos secundarios no deseados.

La fibra y el hambre

La fibra es la parte de los alimentos que el cuerpo no puede digerir y tiene poco valor nutricional. Hay dos tipos de fibra, la que se disuelve en agua, o soluble, y la que no se disuelve, o insoluble, y tu cuerpo necesita ambas. Consumir suficiente fibra puede ayudar a los esfuerzos para la pérdida de peso, ya que los alimentos ricos en fibra generalmente requieren más tiempo de masticación, lo que da tiempo a tu cuerpo para registrar cuándo ya no tienes hambre; esto hace que te sientas lleno por un período más largo, y las dietas altas en fibra tienden a incluir alimentos bajos en calorías, informa Mayo Clinic. Los hombres de 50 años o menos necesitan unos 38 g de fibra al día, mientras que las mujeres de esa edad requieren de 25 g. Los hombres mayores de 50 años deben obtener 30 gramos y las mujeres mayores necesitan 21 g. La comida es la mejor manera de satisfacer tus necesidades de fibra, las cuales se pueden alcanzar consumiendo una amplia variedad de productos de granos enteros, frutas, verduras, frijoles, guisantes (peas) y otras legumbres, así como frutos secos (nuts) y semillas.

Suplementos de fibra

La fibra soluble como el psyllium, pectina y goma guar parecen ser las mejores cuando se trata de suprimir el apetito, y este tipo de fibra se encuentra en los frijoles secos, guisantes (peas), avena, cebada, frutas y la cascarilla de semillas de psyllium. La fibra soluble también se puede encontrar en forma de suplemento, pero el objetivo es obtener la mayor cantidad de fibra que puedas a través de la dieta y utilizar suplementos para compensar la diferencia. Siempre es mejor hablar con tu médico antes de tomar suplementos de fibra, ya que pueden causar efectos secundarios e interactuar con otras hierbas, medicamentos de venta libre o prescritos que estés tomando, señala la Universidad del Maryland Medical Center.

Efectos secundarios

A diferencia de los alimentos, los suplementos de fibra tienen muy poco valor nutricional aparte de la fibra. Por el contrario, comer una variedad de frutas, verduras y granos enteros te proporciona fibra y muchos nutrientes que tu cuerpo necesita. Además, tomar suplementos puede conducirte a consumir demasiada fibra de repente y un alto nivel de fibra puede conducir a su unión con algunos minerales haciéndolos menos disponibles para tu cuerpo, de acuerdo con la University of California. Por el contrario, el consumo de alimentos ricos en fibra reemplaza los minerales perdidos. Asimismo, la primera vez que agregas fibra a tu dieta, puedes experimentar calambres, diarrea y gases intestinales. El riesgo de síntomas a partir de un exceso de fibra es mayor con las píldoras que con la comida.

Fuentes alimenticias

Para ayudar a reducir los efectos secundarios de los alimentos o suplementos, FamilyDoctor.org sugiere beber cada día ocho vasos bebidas sin calorías o bajas en calorías, como agua, té sin azúcar o refrescos de dieta. También es mejor para distribuir tu consumo de fibra durante el día. Para satisfacer tus necesidades de fibra, trata de comer 2 tazas de fruta y 2 ½ tazas de verduras diariamente y consumir frijoles regularmente. Busca alimentos de granos integrales en lugar de granos refinados y procesados y productos que contengan 5 g de fibra o más por porción. Dado que el contenido de la fibra en pastillas puede variar mucho, asegúrate de leer la etiqueta nutricional con cuidado para saber exactamente la cantidad que estás ingiriendo.

Más galerías de fotos



Escrito por lori newell | Traducido por tere colín