¿La pasteurización mata los nutrientes?

Una importante medida de salud pública iniciada en 1864, la pasteurización, fue desarrollada y así denominada por su creador Louis Pasteur. El proceso de pasteurización puede reducir el proceso de descomposición de los alimentos y la contaminación que puede causar enfermedades importantes. Varias clases de alimentos pueden ser pasteurizados, incluyendo la leche y los productos lácteos, los jugos de fruta y el vino. Aunque la pasteurización ha demostrado prevenir enfermedades, algunas personas se plantean si el proceso mata nutrientes importantes.

Pasteurización

La pasteurización es un proceso por el cual se matan cierto tipo de bacterias para que los alimentos sean más seguros. La pasteurización se realiza calentando los alimentos a temperaturas específicas por un cierto período de tiempo para matar las bacterias; a menudo, los alimentos deben ser refrigerados continuando con el proceso. El tipo de pasteurización varía con cada método y clase de alimento. Por ejemplo, algunos tipos de pasteurización incluyen luz, vapor o radiación. Este proceso puede afectar a los nutrientes de los alimentos.

Afirmaciones

La pasteurización ha encontrado controversias casi desde los tiempos en que la práctica comenzó. Por varias razones, las personas se han opuesto a consumir alimentos pasteurizados, afirmando que este proceso no solo mata a las bacterias perjudiciales sino también a los microorganismos benéficos. Además, algunas personas evitan pasteurizar los alimentos, aduciendo que la pasteurización mata vitaminas y enzimas y, en el caso de la leche, que el proceso destruye importantes proteínas.

Nutrientes

La pasteurización puede reducir algunos tipos de vitaminas en los alimentos de formas importantes. Por ejemplo, la pasteurización puede reducir la vitamina C que se encuentra en el jugo de naranja, aunque este tipo de jugo ya tiene casi la cantidad suficiente de vitamina C para cumplir con la dosis diaria recomendada, según el American Council on Science and Health. En otras situaciones, la pasteurización no afecta el contenido de nutrientes de manera significativa. Por ejemplo, en el caso de la leche, la U.S. Food and Drug Administration afirma que no hay diferencias importantes en el valor nutricional entre la leche pasteurizada y sin pasteurizar.

Preocupaciones

Comer o beber alimentos que no son pasteurizados, como leche cruda, puede causar enfermedades. El proceso de pasteurización está diseñado para proteger a las personas de organismos peligrosos que pueden causar enfermedades como fiebre tifoidea, tuberculosis o difteria. La pasteurización no reduce de manera considerable el contenido nutricional de los alimentos, y consumir productos crudos para evitar pérdida de nutrientes puede ser inseguro, en particular para las mujeres embarazadas, los niños o aquellos con el sistema inmune debilitado.

Más galerías de fotos



Escrito por meg brannagan | Traducido por maria eugenia gonzalez