Pasteles saludables con harina de garbanzo

Los mismos garbanzos que se pueden utilizar para hacer crema, puré de garbanzos salados o falafels se pueden utilizar para hacer deliciosas masas de pasteles tiernos y otras pastas. La harina de garbanzo, comúnmente conocida como harina besan o harina de garbanzos, se hace moliendo garbanzos secos a un polvo fino. Esta harina sin gluten añade un impulso nutricional a los productos horneados con un alto contenido en proteínas y fibra. Ya sea que elijas utilizarla sola o como parte de tu mezcla para hornear, vale la pena experimentar con la harina de garbanzo la próxima vez que realices tu propia corteza de pastel.

Beneficios de la harina de garbanzo

Desde un punto de vista puramente nutricional, no hay competencia en la batalla entre la harina de trigo blanca refinada y la harina de garbanzo. Por ejemplo, la harina de garbanzo es menos probable que cause un aumento en el nivel de azúcar en la sangre que la harina a base de trigo tradicional. Además, es libre de gluten y tiene más de tres veces la cantidad de proteínas y casi cinco veces más fibra que la harina blanca refinada. Como un adicional, la harina de garbanzo aligera la densidad de las harinas y añade elasticidad a las mezclas de gluten, lo que hace que sea más fácil para amasar la corteza de tu pastel.

Usar solamente harina de garbanzo

Los garbanzos agregan cremosidad, textura y sabor inconfundible a la corteza de pastel. Si está buscando mantener tu corteza simple, utilizar sólo harina de garbanzo ofrece facilidad de operación. Combina la harina de garbanzos y la sal en un procesador de alimentos antes de esparcir el aceite de cocina de tu elección dentro de la mezcla. Procesa hasta que la consistencia sea similar a las migas de pan y luego agrega lentamente el agua hasta que la masa esté bien formada. Extiende la masa sobre una superficie plana y colócala en tu plato para pastel, corta el exceso de masa de los bordes. Pincha la masa con un tenedor y hornea por aproximadamente 10 a 15 minutos en un horno que ha estado precalentado a 350 grados Fahrenheit. Si vas a utilizar la corteza de pastel para un pastel dulce, agrega una o dos cucharadas de edulcorante de tu elección a la mezcla mientras se está procesando.

Usar harina de garbanzo como parte de la mezcla

Al igual que otras harinas de guisantes, la harina de garbanzo agrega un sabor fuerte a la corteza de tu pastel. Si eres nuevo en el uso de la harina de garbanzos o con sensibilidad a su sabor, trata de utilizarla como parte de una mezcla para hornear. Los panaderos tradicionales pueden aumentar el contenido proteico de la corteza de pastel utilizando partes iguales de harina para todo uso y harina de garbanzo. La panadería sin gluten puede hacer una mezcla de bicarbonato de alto contenido de proteínas mediante la combinación de aproximadamente 1 1/4 tazas de harina de garbanzos con 1 taza de harina de arroz de color blanco o marrón, 1 taza de harina de tapioca y 1 taza de fécula de maíz, almidón de patata o almidón de arrurruz . A continuación, utiliza esa mezcla de harina para hacer una masa liviana y sabrosa para pastel combinada con aceite de coco, goma xantana, vinagre de sidra, una pizca de sal y el edulcorante de tu elección.

Consejos

Si no deseas utilizar cualquier otra harina en tu corteza, considera la combinación de la harina de garbanzos con nueces picadas o pecanas que se hayan procesado para una buena comida en un procesador de cocina. Los frutos secos añaden textura y sabor para compensar los garbanzos. Otra manera de reducir un poco el sabor es reemplazar el azúcar blanco refinado, con mascabado, dátil o Rapadura, todo lo cual puede equilibrar el sabor ligeramente amargo de la harina de garbanzo.

Más galerías de fotos



Escrito por caryn anderson | Traducido por martín giovana