Pastel húmedo de banana elaborado con aceite vegetal

El pastel de banana que se prepara con aceite es una alternativa ligera y deliciosa de postre que puedes servir como algo riquísimo y saludable que tiene un alto contenido de potasio debido a las bananas que contiene. Dado que las bananas y el aceite vegetal añaden humedad a cualquier postre horneado tu postre tendrá una textura consistente y suave.

A empezar con el pastel

Cuando prepares tu pastel de banana debes utilizar harina para pastel, que contiene menos proteínas y más ácido que las harinas preparadas con levadura o las harinas integrales. El resultado de esto es una textura más ligera y esponjosa en tu pastel. Si utilizas harina preparada con levadura o harina integral podrías obtener un pastel denso y chicloso. Si quieres preparar este postre sin tener que preocuparte por el tipo de harina puedes usar una preparación para pastel que se pueda mezclar con aceite para preparar tu pastel de banana (tendrás que añadir un par de bananas hechas puré). Debido a que las bananas incrementarán la humedad de tu postre, puedes reducir 1/4 de la cantidad de aceite que indique la receta, lo que reducirá el contenido de grasas de tu pastel.

No deseches esas bananas

Para elaborar un pastel de banana que sea naturalmente dulce y húmedo necesitarás utilizar bananas muy maduras y aceite vegetal. Las bananas muy maduras (las que ya están negras) contienen más azúcar que las verdes o amarillas debido a que los almidones de la fruta se convierten en azúcar conforme maduran, de acuerdo con el sitio web de la Extensión del Instituto de Comida y Ciencias de la Agricultura de la Universidad de Florida. Estas bananas también tendrán una textura más suave, por lo que será más sencillo hacerlas puré para incorporarlas a tu pastel. Si sólo tienes bananas verdes o amarillas disponibles, colócalas en una bolsa de papel junto con una manzana o tomate durante la noche para madurarlas más rápidamente. También puedes usar bananas maduras, aunque no bien maduras, para preparar tu postre, si las machacas junto con algo de miel para añadirles dulzura.

Aceite al rescate

El aceite vegetal no sólo es una alternativa más saludable que la mantequilla en tu pastel de banana (debido a su contenido de grasas mono insaturadas y poliinsaturadas, sino que se trata de un ingrediente que añade humedad. Si utilizas aceite con un sabor neutral como el de canola, este ingrediente no intervendrá con el sabor de tus bananas. El aceite tiende a cubrir bien la harina de tu mezcla de pastel (de una manera más efectiva que otras grasas sólidas como mantequilla o manteca), por lo que tu pastel será más suave y húmedo. Los pasteles que se preparan con aceite generalmente tienen huevos o algún tipo de agente esponjante como bicarbonato o polvo para hornear, debido a que el aceite no se orea al mezclarse como sucede con las grasas sólidas.

Mezclándolo todo

Puedes añadirle muchos elementos a tu receta básica para pastel de banana, que generalmente tiene bananas, harina, huevos, aceite vegetal y azúcar junto con agentes para esponjar y líquidos como leche o suero de leche. El extracto de vainilla le añade un sabor delicioso al pastel, aunque también puedes utilizar polvo de cocoa para una versión con chocolate. La canela, la nuez moscada, la combinación de especias llamada "allspice" y la rayadura de cáscara de naranja le dan un toque interesante y rico a la receta. Puedes sustituir cada yema por dos claras si buscas una versión más ligera y saludable. Engrasa tu molde con aceite vegetal para evitar que el pastel se peque. Sirve tu postre con un poco de cobertura de queso, nueces cortadas, una rociada de azúcar glass o una cobertura de azúcar.

Más galerías de fotos



Escrito por susan paretts | Traducido por karly silva