Hacer pasta de dientes natural con bicarbonato de sodio

Todo el mundo aprende la importancia de cepillarse los dientes cuando es un niño. Aunque la crema dental es un elemento básico del cuidado dental adecuado, muchas marcas comerciales contienen fluoruro, colorantes, conservantes y sulfatos. Hacer tu propia pasta de bicarbonato de sodio es una alternativa eficaz, saludable, sencilla y económica a los dentífricos comerciales que se venden en supermercados y farmacias.

Aditivos de los dentífricos

Una de las principales razones para hacer tu propia pasta de bicarbonato de sodio es evitar los aditivos en los dentífricos comerciales. Muchas empresas agregan flúor a sus pastas de dientes. A pesar de que puede ayudar a prevenir las caries, también puede ser tóxico si se ingiere. El triclosán, un agente antibacteriano prohibido para los productos alimenticios en Europa y en productos para el hogar en Canadá, se añade a algunos dentífricos vendidos en los Estados Unidos para prevenir la gingivitis. De acuerdo con el sitio web de la Food and Drug Administration, los estudios en animales han demostrado que el triclosán puede alterar la regulación hormonal y causar resistencia a los antibióticos. El lauril sulfato de sodio, otro producto químico presente en la mayoría de las cremas dentales y detergentes para la ropa, puede causar irritación y úlceras bucales.

Beneficios del bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio o bicarbonato sódico, es un mineral natural que se utiliza mucho en la cocina y para la limpieza y desodorización. También se utiliza para múltiples necesidades de salud y belleza, por ejemplo como remedio para las picaduras de insectos, desodorante alternativo y exfoliante de la piel. Sus propiedades ligeramente abrasivas hacen del bicarbonato un buen ingrediente de la pasta de dientes, ya que raspa con seguridad las manchas, limpia eficazmente los dientes y ayuda a que se vean más blancos.

Ahorro

La pasta de dientes casera de bicarbonato de sodio cuesta menos que la comprada. Una caja de bicarbonato cuesta aproximadamente US$ 1, mientras que las pastas comerciales cuestan un promedio de US$ 3 a US$ 6 en las farmacias.

Hacer dentífrico de bicarbonato de sodio

Para hacer pasta de dientes de bicarbonato de sodio, basta con añadir un poco de agua a 1/4 de taza de bicarbonato de sodio hasta que se haga una pasta espesa. Puedes añadir un poco de sal para que sea más abrasiva. Si el gusto del bicarbonato de sodio es demasiado amargo, añade unas gotas de aceite de menta o extracto de menta y una pizca de edulcorante en polvo.

Precauciones y consejos

Guarda las sobras del dentífrico de bicarbonato en un recipiente hermético opaco en un lugar fresco y seco. Evita tragarlo o ingerirlo. Aunque suave, el bicarbonato de sodio también es abrasivo. Utiliza sólo una pequeña cantidad para comenzar. Si se produjera inflamación o sensibilidad, deja de usarlo y contacta a tu dentista.

Más galerías de fotos



Escrito por colleen zajac gaskin | Traducido por frances criquet