Pasta de avena para la piel quemada por el sol

Un día en la playa es divertido, hasta que llegas a casa y sientes el dolor punzante de una quemadura de sol. Para un alivio natural, camina hacia la despensa en busca de un favorito en tu desayuno: la harina de avena. La avena es rica en propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias, lo que la hace perfecta para calmar la piel irritada y quemada por el sol. Cuando no puedas soportarlo más, rompe la avena y prepara una pasta sencilla para aliviar el dolor de la quemadura.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • ½ taza de avena sin cocinar
  • Licuadora o procesador de alimentos
  • Tazón
  • ¼ de taza de leche
  • 3 cucharadas de miel
  • Cuchara
  • Paño suave

Instrucciones

  1. Pon ½ taza de avena sin cocer en una licuadora o procesador de alimentos. Muele la avena hasta que esté hecha un polvo fino.

  2. Vierte el polvo en un tazón. Añade ¼ de taza de leche y un par de cucharadas de miel. Mezcla bien con una cuchara hasta que todos los ingredientes se combinen.

  3. Extiende la pasta de harina de avena sobre la piel quemada por el sol. Déjala actuar durante al menos 20 minutos o hasta que el dolor se vaya.

  4. Quita la pasta con cuidado de la piel con un paño suave y agua fría.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por sofía bottinelli