Pasas y gases intestinales

Las pasas son una delicia saludable que cuando se comen con moderación pueden reducir el riesgo de enfermedades del corazón, según un artículo publicado en la edición de junio de 2013, "Journal of Food Medicine". Para algunas personas, sin embargo, comer pasas de uva puede conducir al gas intestinal, que puede ser a la vez incómodo y embarazoso. Reducir la cantidad de pasas que consumes por lo general puede ayudar. Si todavía experimentas gases después de hacer ajustes, o gases junto con otros problemas intestinales, podría el signo de un trastorno intestinal. Consulta a un médico si este es el caso.

Formación del gas

Tener gas en tus intestinos no suele ser un motivo de preocupación. El gas generalmente se disipa después de flatulencia (pasando el gas) o tiene una evacuación intestinal. En la mayoría de los casos, el gas intestinal se debe a una ingestión de una gran cantidad de aire, lo que puede ocurrir por varias razones o como el resultado natural de bacterias descompuestas de los alimentos en el intestino grueso. Algunos alimentos, como los granos o alimentos con alto contenido de fibra, no se digieren completamente en el intestino delgado, por lo que pasan por el intestino grueso, donde las bacterias se rompen tanto como les sea posible. Esto puede producir una gran cantidad de gas, lo que puede provocar eructos, distensión abdominal, flatulencia o dolor abdominal.

Problemas con las pasas

Las pasas, junto con los plátanos, el jugo de manzana y el jugo de uva, tienden a crear gases intestinales, de acuerdo con los autores de "The New Oxford Book of Food Plants". Esto se debe a que las pasas son altas en azúcar y fibra. Una taza de pasas de uva contiene aproximadamente 98 gramos de azúcar y 6,4 gramos de fibra, según U.S. Department of Agriculture. El azúcar en las pasas son principalmente glucosa y fructosa, de los cuales el último es una causa común de gas en personas que son intolerantes a la fructosa. Si no estás acostumbrado a consumir fibra, comer mucho y muy rápido puede causar también gas intestinal. Una taza de pasas de uva contiene aproximadamente 30 por ciento de la cantidad diaria recomendada de fibra.

Posibles soluciones

Si experimentas gas después de consumir pasas, evitarlas por completo es la mejor y más fácil solución. Las pasas pueden ser saludables con moderación, por lo que comer una porción más pequeña podría ayudar a darte los beneficios sin generar gases intestinales problemáticos. Si no puedes prescindir de las pasas de uva, tomar un suplemento que reduzca el gas en los intestinos (como uno que contienga simeticona) después o antes de comer también puede ayudar.

Otras consideraciones

Experimentar gas al comer ciertos alimentos es una experiencia común, pero el gas que es persistente o está acompañado de otros síntomas (tales como hinchazón, diarrea o calambres abdominales) podría indicar un trastorno médico subyacente. Varios trastornos digestivos, como el síndrome de intestino irritable, úlceras y la enfermedad de Crohn, pueden tener gas intestinal como síntoma. Comer pasas sólo puede exacerbar los síntomas de la enfermedad, sobre todo si se consumen con otros alimentos que causan gases, tales como cereales altos en fibra. Consulta a un médico si sospechas de un trastorno digestivo.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por juan ignacio ceviño