¿Qué pasa cuando tus niveles de proteína están bajos?

La sangre contiene un número de proteínas en diferentes porcentajes; 60 por ciento de la proteína en la sangre es albúmina. Las personas sanas que comen una dieta equilibrada deberían tener una cantidad constante de proteína en su sangre durante toda su vida. Los bajos niveles de proteína en sangre generalmente son causados ​​por problemas de salud crónicos o de largo plazo, como la hepatitis, cirrosis, trastornos de la médula ósea, enfermedad celíaca y los problemas renales. Tratar la causa del problema ayudará a elevar los niveles de proteína.

Edema

Una de las consecuencias más comunes de baja proteína en la sangre es el edema. Esta acumulación de líquido se encuentra en las extremidades más comúnmente, pero a veces puede ser un problema más general. En algunas personas, puede aparecer como una hinchazón general del cuerpo y la cara. Un abdomen hinchado a menudo indica problemas en el hígado. Ya que una mala función hepática es una causa de los bajos niveles de proteínas, esto podría ayudar a identificar el problema.

Debilidad

La proteína es un factor esencial en la producción de músculo. Si tus niveles de proteína son bajos, los músculos van a sufrir. Puedes experimentar pérdida de músculo o simplemente experimentar una sensación general de debilidad muscular. Por ejemplo, es posible que te canses más fácilmente después de un simple paseo. También puedes experimentar calambres musculares frecuentes.

Relación causa y efecto

Comprender lo que está causando los niveles bajos de proteínas también te ayudará a entender las consecuencias. Por ejemplo, los bajos niveles de proteína en la sangre pueden indicar una enfermedad del riñón o del hígado, así como problemas de mala absorción, como la enfermedad celíaca. En estos casos, los síntomas que podrías estar experimentando pueden ser conectados a la enfermedad en sí, en lugar de los bajos niveles de proteína.

Síntomas

Muchas personas con bajos niveles de proteína no experimentan síntomas, por lo que es importante hacer un análisis de sangre si se sospecha un problema. Habla con tu médico también si sientes fatiga que no parezca tener una causa obvia. Los niveles de proteína bajos pueden provocar fatiga intensa, continua, incluso si estás durmiendo bien y comes adecuadamente.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy dray | Traducido por mariana perez