¿Qué pasa si consumes demasiado azúcar?

Desde los dulces en cada línea de supermercado, hasta el azúcar añadido escondido en salsas y panes, es difícil pasar un día sin comer demasiado azúcar. Los estadounidenses consumen más de 152 libras de azúcar añadido al año. Aunque puedes no poder eliminar todo el azúcar refinado de tu dieta, cortarlo vale el esfuerzo. Comer demasiado azúcar daña tus dientes, te hace subir de peso y puede incluso incrementar tu riesgo de desarrollar problemas serios de la salud.

Problemas dentales

Los problemas dentales son uno de los resultados más conocidos del exceso de azúcar, aunque puedes no saber exactamente por qué es malo para tus dientes. Según Kids Health, los alimentos azucarados contienen ácidos que desgastan el esmalte protector de la superficie de tus dientes. Para reducir este efecto, come alimentos dulces con comidas en lugar de comerlos solos, enjuágate la boca si no puedes lavarte los dientes después de comer y evita irte a la cama con residuos azucarados en tus dientes.

Posible ganancia de peso

El azúcar refinado, ya sea consumida sola, en bebidas o como un ingrediente en dulces o tortas, es alto en calorías. Si no quemas esas calorías a través de la actividad, tu cuerpo las almacenará como grasa corporal, causando que subas de peso. El azúcar refinado también es malo para tu línea de la cintura porque tu cuerpo la quema rápidamente, causando que tus niveles de azúcar en la sangre aumenten rápidamente y después disminuyan súbitamente. Eso puede causar un incremento del hambre, según David Kessler, un médico y anterior comisionado de la Federal Drug Administration.

Problemas cardíacos potenciales

Demasiado azúcar puede afectar a tu corazón igual que tus dientes. La conexión más obvia está entre el peso excesivo y los problemas cardíacos. Si ganas peso al comer demasiado azúcar, el tejido extra coloca tensión en tus músculos cardíacos. Sin embargo, el azúcar hace más que subir de peso. El consumo excesivo eleva tus niveles de triglicéridos, lo cual es un problema porque unos altos triglicéridos incrementan tu riesgo de ataques cardíacos.

Fuentes saludables de dulce

No tienes que resignarte a una vida sin dulces para poder proteger tu salud. Muchos alimentos saludables, como las frutas frescas, ofrecen dulce natural así como vitaminas, minerales y fibra. Puedes añadir pequeñas cantidades de azúcar a estos para crear unos deliciosos bocadillos que también proporcionen los nutrientes que tu cuerpo necesita. Por ejemplo, la nutricionista y autora Ellie Krieger recomienda sumergir bananos en chocolate derretido de alta calidad y congelarlos. Esto, reporte Krieger, te da los antioxidantes del chocolate, y la fibra, vitaminas y potasio del banano.

Más galerías de fotos



Escrito por melanie greenwood | Traducido por ana maría guevara