Participación de los padres en actividades dentro de las aulas de educación inclusiva

Las aulas de educación inclusiva son aquellas que buscan activamente dar cabida a las necesidades de todos los niños. En estas aulas, encontrarás una variada mezcla de estilos de aprendizaje, así como un método de enseñanza más flexible. Los niños tienen la oportunidad de ayudar a los demás y a saber asumir roles de liderazgo. Los maestros y los padres colaboran juntos para diseñar un currículo eficaz. En la mayoría de los casos, los padres se ven como socios que contribuyen en el proceso educativo.

Comunicación

A menudo los padres tienen preocupaciones significativas acerca de las aulas de educación inclusiva, según un estudio realizado en 1997 por Daniel y King, publicado en The Journal of Educational Research. Si tienes alguna inquietud, habla con franqueza con el maestro. Dedica tiempo a observar un aula de educación inclusiva para aprender acerca de los beneficios potenciales, que incluyen más oportunidades académicas y sociales para todos los niños. Conoce a todos los maestros del aula. Estos espacios cuentan con maestros altamente calificados, además de los de educación regular, de los ayudantes, maestros y asistentes de educación especial como logopedas, terapeutas ocupacionales y psicólogos infantiles. Y aunque los especialistas están ahí para trabajar principalmente con los niños que califican para los servicios, los maestros a menudo trabajan con todos los niños en el aula a medida que el tiempo lo permite.

Ayuda en el aula

Los padres a veces se sienten intimidados al participar en el aula de educación inclusiva. Puedes preocuparte por "hacerlo mal" si trabajas con un niño con necesidades especiales. Relájate. Si te acercas a cada niño con paciencia y amor, los pequeños errores no se notarán. Habla con los maestros para recibir consejos específicos sobre cómo dirigir un grupo de lectura o hacer frente a los problemas de conducta leves. Pasa una o dos horas observando a los maestros para conocer sus métodos. Cada niño es diferente, pero en general, los maestros podrían utilizar más la repetición, imágenes o materiales prácticos para la enseñanza a niños con diferencias de aprendizaje. Todos los niños se benefician de las estrategias de enseñanza variadas, y el aprendizaje de estas técnicas puede incluso ayudar a enseñar a tus hijos en casa. Una vez que te sientas cómodo, como voluntario puedes ayudar en el aula. Lee un cuento, ayuda con las matemáticas o con la creación de materiales de arte. Los maestros siempre pueden aprovechar un par de manos extra.

Elaboración de materiales

Los maestros en un aula inclusiva dependen en gran medida de los materiales docentes adecuados como horarios visuales, gráficas, juegos prácticos o actividades táctiles, como bolsas de frijol y bolsas blandas. Estos materiales requieren de mucho tiempo de preparación. Ofrece hacer los materiales en casa, especialmente si no tienes tiempo para ser voluntario en el salón de clases durante el día.

Actividades para la construcción de una comunidad

Las aulas de educación inclusiva se basan en una filosofía de comunidad. Ayuda a organizar eventos para fomentar un sentimiento de colaboración entre la comunidad escolar. Organiza carreras divertidas, clubes de libros, ferias de ciencias, festivales de cosecha o picnics para toda la clase, que contribuyen a mejorar las relaciones. Los maestros en las aulas de educación inclusiva a menudo trabajan más horas que los demás profesores y no tienen tiempo para hacer todos los extras para la "diversión". Ayúdalos y todos se beneficiarán.

Más galerías de fotos



Escrito por julie christensen | Traducido por xochitl gutierrez cervantes