¿En qué partes de tu cuerpo aparece el herpes zóster?

El herpes zóster es una enfermedad viral que afecta a una variedad de ubicaciones en todo el cuerpo. Más a menudo causa una erupción cutánea dolorosa en el tronco, el abdomen o el torso. Con menor frecuencia, la erupción se puede encontrar en los brazos o las piernas. El herpes zóster también pueden afectar la cabeza, el rostro, los ojos, la boca o el oído. El virus de la varicela-zóster causa tanto el herpes zóster como la varicela. Después de la recuperación de la varicela, el virus permanece inactivo en el sistema nervioso, reactivándose más tarde en una o más partes del cuerpo como herpes zóster.

Ubicaciones más comunes

El herpes zóster es, por lo general, una erupción cutánea ampollada que suele encontrarse en un lado del cuerpo, envolviendo el tronco o la cintura. Pero puede aparecer en cualquier parte de la cabeza, los brazos, el pecho, el abdomen o en las nalgas hasta los pies. El herpes zóster normalmente comienza con una sensación localizada de dolor ardiente o escalofriante que dura de 1 a 3 días. La zona dolorida luego desarrolla una elevada erupción de color rojo que se envuelve alrededor de un lado del cuerpo en una irregular banda ancha. Usualmente las úlceras crecen y desarrollan costras antes de la curación. La enfermedad dura generalmente entre 2 y 5 semanas. La ubicación específica y el lado del cuerpo afectado corresponden al nervio en el cual el virus se ha reactivado. El herpes zóster puede aparecer en más de un lugar o en más de un lado del cuerpo, pero aparece con mayor frecuencia en una sola área.

Implicación de la cara y de la cabeza

Cuando se produce un brote de herpes zóster en la cabeza o en la cara, también suele encontrarse en un lado del cuero cabelludo, la cara, la boca o en el cuello, en un ojo o el oído. Al igual que con la erupción en el cuerpo, la ubicación corresponde a una reactivación del virus dentro de un nervio. Los nervios que suministran la sensibilidad y la función motora en la cabeza y en la cara se llaman nervios craneales. Además de causar una erupción cutánea dolorosa, ampollada y roja en la cara o en la cabeza, el herpes zóster que implican un nervio craneal puede causar la debilidad de los músculos correspondientes de la cara. El herpes zóster que implican el interior de la boca o el oído pueden causar úlceras y problemas con el gusto o la audición.

Implicación de los ojos

Aproximadamente 1 de cada 7 personas con herpes zóster experimentan síntomas oculares. Cuando el herpes zóster afecta a los ojos, puede manifestarse como una erupción en la piel cerca de uno de los ojos, enrojecimiento y dolor en el ojo mismo, dificultad para mover el ojo, el párpado e incluso pérdida de visión. El herpes zóster del ojo, llamado herpes ocular, es una afección grave que requiere atención médica urgente.

Síntomas sistémicos

Además de los síntomas que corresponden a una ubicación específica del nervio, como el dolor, la erupción, las úlceras, la debilidad facial, los cambios en la visión y los problemas con el gusto o la audición, los síntomas generalizados que afectan a todo el cuerpo a menudo vienen acompañados de un brote de herpes zóster, el cual puede dar lugar a la fatiga, la fiebre, los escalofríos, la inflamación de los ganglios, los dolores corporales, las molestias y los dolores de cabeza. Estos síntomas por lo general comienzan antes del dolor y la erupción cutánea localizada, y terminan al mismo tiempo en que sanan las ampollas.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. heidi moawad | Traducido por gloria soto