¿Qué parte del pectoral afecta las flexiones declinadas?

Las flexiones (pushups) declinadas son realizadas apoyando tus pies contra la pared o en la parte superior de un banco o una silla. Cuanto más alto coloques tus pies, más intenso será el ángulo declinado, y más significativo será el aislamiento en fibras musculares específicas. Las flexiones declinadas incorporan las fibras musculares en la porción superior del músculo pectoral mayor. Sin embargo, mediante la alteración de otros aspectos del ejercicio, puedes fatigar varios otros grupos de músculos.

Pectoral superior

Aislar la parte superior del pectoral es la base de las flexiones declinadas. Con las manos en una posición típica de flexión, las fibras en la parte inferior del pectoral no están incorporan debido al ángulo en el cual el cuerpo será empujado hacia arriba. Al elevar tus pies más alto, puedes mover el estrés sobre el músculo más arriba en el pectoral mayor. Además, debido al ángulo, no serás capaz de utilizar tus tríceps en el movimiento. En las flexiones estándar, puedes utilizar tus tríceps, manteniendo los codos cerca de tu cuerpo, pero debido al ángulo de tu cuerpo no puedes dejar los codos cerca sin ajustar otros aspectos del movimiento.

Hombros

Puedes aislar los hombros en el movimiento, tomando algo de presión fuera del pecho, moviendo tus manos hacia tu cabeza. Cuanto más lejos muevas tus manos hacia tu cabeza, menos de tu pecho utilizaras en el movimiento. En cambio, los hombros absorben el aumento de la carga, y las tres caras del grupo de músculos deltoides están estresadas​​.

Tríceps

Aislar el tríceps en las flexiones declinadas puede ser difícil debido al ángulo extremo de tu cuerpo durante el ejercicio. Al bajar las manos ligeramente, permites que tus hombros se retiren de los levantamientos, y los músculos del tríceps absorberán el exceso de presión. Además, puedes poner tus manos en la forma de un diamante, directamente debajo de tus ojos. Estas dos posiciones de la mano aíslan los músculos del tríceps.

Peligro de lesiones

Ten precaución al realizar las flexiones declinadas. Cada vez que eliminas fibras musculares del movimiento y aíslas a unas pocas elegidas, aumentas el riesgo de sobreentrenamiento y así como tirones y estirones musculares. Nunca realices flexiones declinadas sin un observador, ya que tus pies se pueden resbalar o el objeto en el que tus pies están puede caerse por debajo de ti.

Más galerías de fotos



Escrito por jr landry | Traducido por roberto garcia de quevedo