Parrillas para campamentos

Parte de la alegría de acampar está en cocinar tu comida usando una fogata, pero, el área para fogatas de los campamentos no siempre son del tamaño correcto y las parrillas de los campamentos pueden estar en mal estado. Una amplia selección de propano, carbón de leña y estufas de combustible líquido en varios tamaños, asegurará que tu encuentres aquel que se adapte a tus necesidades de acampar. Cada uno tiene ventajas y desventajas .

Ultra -Ligero


Las estufas de lata son extremadamente ligeras, pero pueden ser inestables debido a sus pequeñas bases.

Las hornillas de acampar ultraligeras, son las favoritas entre los campistas de zona agreste, que cocinan con combustible líquido o de lata. Algunas estufas de combustible alternativo consumen alcohol desnaturalizado o combustible sólido. Las estufas de lata encajan en la parte superior de un recipiente de gas propano o butano, mientras que las estufas de combustible líquido, que es la mejor opción si estás de excursión en un clima frío, tienen una base que se conecta a una botella de combustible con una manguera. Las estufas de combustible líquido tienen una base con tres o cuatro patas, haciéndolas más estables si estás utilizando grandes ollas o sartenes. Las estufas de lata son extremadamente ligeras, pero pueden ser inestables debido a sus pequeñas bases.

Propano


El tiempo que dura un pequeño tanque de propano dependerá de la cantidad de comida a cocinar, pero espera que un solo tanque te dure un par de días .

Algunos campistas tienen un tamaño estándar, un tanque de propano de 20 libras y están equipadas con un adaptador y mangueras para que puedan hacer servir una estufa de gas propano y la linterna al mismo tiempo, pero los tanques pequeños son más fáciles de manejar. Las estufas de propano portátiles vienen en configuraciones individuales o multi- quemadores. Son más plegable para facilitar su almacenamiento y algunos fabricantes venden soportes plegables para las estufas de gas propano. La regulación del calor es más fácil que con una parrilla de carbón o madera, pero la comida no tendrá un sabor ahumado. El tiempo que dura un pequeño tanque de propano dependerá de la cantidad de comida a cocinar, pero espera que un solo tanque te dure un par de días .

Hibachis


Los hibachis son dispositivos de cocina asiática tradicional por lo general hechas de hierro fundido.

Los hibachis son dispositivos de cocina asiática tradicional por lo general hechos de hierro fundido, mantienen el calor, ya que las parrillas están hechas de metal. El calentamiento alto significa que los alimentos pueden quemarse con rapidez y el calor de larga duración permite cocinar a fuego lento o hacer estofado con los alimentos en la parrilla durante períodos más largos con menos carbón. Los hibachis son más pesados ​​que otras parrillas portátiles y por lo general tienen una o dos placas para la parrilla que se pueden bajar o levantar, dependiendo de la distancia de los alimentos a la fuente de calor que debe tener para una cocción pareja. El hierro fundido toma más tiempo para enfriarse antes de empacar .

Carbón portatil


Los inconvenientes del uso de una estufa de carbón portátil incluyen tener que cargar el carbón y esperar a que alcance la temperatura adecuada antes de comenzar a cocinar.

El carbón portátil para las parrillas viene en una variedad de tamaños y formas desde las pequeñas parrillas de caldera que se utilizan en una mesa para modelos independientes lo suficientemente grandes como para cocinar carnes, hamburguesas y pollo al mismo tiempo. Los inconvenientes del uso de una estufa de carbón portátil incluyen tener que cargar el carbón y esperar a que alcance la temperatura adecuada antes de comenzar a cocinar. No es seguro para volcar el carbón hasta que esté completamente frío, y debes esperar hasta que la parrilla se enfríe antes de empacar e irte . Las parrillas de carbón portátiles se encuentran entre las opciones para acampar menos costosas y encontrar combustible rara vez es un problema.

Más galerías de fotos



Escrito por meg jernigan | Traducido por gabriela martinez