Parestesia ascendente causada por el ejercicio

La parestesia es un entumecimiento o sensación de hormigueo que más frecuentemente ocurre en las manos, brazos, pies y piernas. Esto significa que el entumecimiento comienza en tus extremidades inferiores y se extiende a través de tu cuerpo. Este entumecimiento y hormigueo que ocurre durante o después del ejercicio puede estar relacionado a que se está ejerciendo demasiada presión sobre un nervio, lo que desaparece después de unos minutos de que se deja de oprimirlo. Ciertos tipos de parestesia ascendente pueden estar relacionados a la neuropatía periférica y varias condiciones médicas.

Causas

Las causas de la parestesia de corto plazo que pueden estar relacionadas al ejercicio incluyen el adormecimiento (causado por la presión excesiva y prolongada ejercida sobre un nervio) que puede ocurrir cuando estás demasiado tiempo en una posición o permites que una pesada pieza del equipo para hacer ejercicio se apoye sobre una extremidad. La parestesia también puede ser causada por la deshidratación o una insuficiente provisión de oxígeno a los miembros inferiores ateroscleróticos. La parestesia ocasionada por el ejercicio debe desaparecer en unos cuantos minutos, cuando dejas de hacer ejercicio y desaparece la causa.

Neuropatía periférica

La neuropatía periférica es una causa más seria de parestesia porque se relaciona a numerosas condiciones médicas y se encuentra directamente vinculada al daño del nervio. Además de muchas enfermedades y condiciones médicas, la neuropatía periférica puede ser causada por daños, exposición a toxinas, alcoholismo y deficiencias de vitaminas. Uno de los síntomas clásicos de la neuropatía periférica es la parestesia ascendente, o el entumecimiento y sensación de hormigueo que comienza en tus pies y manos y se extiende hacia las piernas y brazos. Los síntomas de la neuropatía periférica pueden mejorar eventualmente, especialmente si la causa de la condición es identificada y tratada.

Síndrome de Guillain-Barré

El síndrome de Guillain-Barré es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca a los nervios, generando la debilidad de los músculos y una posible parálisis. El síndrome de Guillain-Barré a menudo causa parestesia ascendente como sensaciones de hormigueo que comienzan en las extremidades inferiores y se esparcen a la parte superior del cuerpo. La parestesia puede ser inicialmente atribuida al ejercicio debido a que la sensación es leve en principio, pero después se vuelve más intensa. Con el síndrome de Guillain-Barré, tu parestesia se asocia a otras actividades además del ejercicio.

Advertencia

Si experimentas parestesia ascendente debes visitar a tu médico. La causa puede estar relacionada al ejercicio, pero también pueden existir condiciones médicas que requieran de tratamiento oportuno. Este es particularmente el caso si la parestesia es consistente y no desaparece en unos cuantos minutos después de que dejas de hacer ejercicio. Sólo un doctor puede decir específicamente si la parestesia es causada por el ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie carmichael | Traducido por maria del rocio canales