Parenting with Dignity (Crianza con dignidad)

Parenting with Dignity (Crianza con Dignidad) es el nombre de un programa de crianza de hijos de Mac Bledsoe que aboga por el uso de consecuencias lógicas y el tratamiento de los niños con una norma comunitaria de respeto y comportamiento moral. El programa de Bledsoe es uno de varios programas que usa las consecuencias lógicas y el refuerzo positivo y afirmaciones como un método para reforzar la dignidad, opciones productivas y el comportamiento responsable a través de la crianza efectiva.

Elecciones conscientes

Parenting with Dignity (Crianza con Dignidad) anima a los niños a elegir un comportamiento adecuado. Anima a los padres a aceptar que no se puede obligar al niño a comportarse bien, pero se le puede enseñar qué comportamientos son aceptables y deseables. Los padres permiten que los niños tomen decisiones a partir de la primera infancia. Di: "Puedes recoger los juguetes y guardarlos para que podamos ir al parque, o puedes negarte a recogerlos y permanecer aquí sin ir a jugar con tus amigos". El niño aprende a ver las consecuencias de su decisiones y comportarse de maneras que producen consecuencias positivas.

Las acciones, no la personalidad

Puedes corregir a tu hijo sin dañar su dignidad, de acuerdo con Bledsoe. La crítica y tus instrucciones correctivas se centran en las acciones que deseas cambiar y no en la personalidad del niño. Los términos negativos o acciones punitivas son un medio ineficaz para enseñar a tu hijo un comportamiento responsable y funcionan sólo cuando sabe que lo estás vigilando si él está dispuesto a dejar que una autoridad externa determine su comportamiento. Quieres que tu hijo escoja un comportamiento adecuado o sufra las consecuencias lógicas, como ver que le robaron la bicicleta porque no la aseguró.

Modelo y repetición

Tu hijo aprende el comportamiento adecuado al verte y oírte repetir lo que quieres que haga. Es posible que te canses de decirle a tu hijo las mismas reglas y consecuencias una y otra vez, pero ayudará para que tu niño recuerde lo que quieres y lo que gana al comportarse en consecuencia.

Comunicación con amor

Afirma tu amor por tu hijo, independientemente de sus acciones. Él debe saber que lo amas incondicionalmente. Afirmas tu amor por la palabra y la acción. Si tus acciones no reflejan tus palabras, tu hijo no va a confiar en tu amor. Si te comportas de una manera amorosa, tu hijo aprende a tratar a los demás con dignidad, amor y respeto. Su comportamiento puede hacer que trate a otros niños con dignidad y respeto.

Mensajes internos

Los mensajes internos de tu hijo son más importantes que los mensajes externos tuyos o de otras figuras de autoridad. Bledsoe dice que las ideas de tu hijo manejan sus decisiones. Tu trabajo como padre es la implantación de los mensajes que convencen a tu hijo a comportarse adecuadamente mediante el refuerzo de las opciones positivas y permitiendo que tu hijo sufra los resultados negativos de las malas decisiones.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn rateliff barr | Traducido por barbara obregon