Cómo parecer más joven de forma natural

Dos personas de la misma edad pueden parecer a veces tener años, e incluso décadas, de diferencia. Esto puede deberse a la genética, a condiciones médicas subyacentes y al estilo de vida. La forma más fácil de parecer más joven de modo natural es vivir saludablemente y cuidar tu cuerpo. Cuando tu cuerpo está sano por dentro, reflejará salud y vitalidad por fuera (haciéndote parecer más juvenil). Equilibra hábitos saludables, ejercicio y una dieta sana para parecer más joven de forma natural.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

    .

  1. Duerme siete u ocho horas cada noche. Cuando no duermes suficiente, la producción de la hormona de crecimiento de tu cuerpo se ralentiza, porque es segregada durante el sueño. La hormona del crecimiento ayuda al cuerpo a curarse y rejuvenecerse. De acuerdo con el Centro Médico Cedars-Sinai, las personas con deficiencia de hormona del crecimiento tienen un mayor porcentaje de grasa corporal alrededor de la cintura y menos masa muscular. Esto puede llevar a una apariencia frágil, hinchada y de desgaste.

  2. Haz ejercicio para lucir más joven y mantener tu cuerpo más juvenil. El ejercicio puede ayudarte a permanecer en un peso saludable; la gente con sobrepeso tiende a parecer mayor de lo que es. El ejercicio puede reducir tu riesgo de desarrollar enfermedades que pueden envejecerte. También mejora la circulación y hace que tus músculos estén firmes y tonificados, dándote una apariencia más juvenil.

  3. Come cinco raciones de fruta y verdura al día. Están llenos de antioxidantes y propiedades que combaten el cáncer, que pueden ayudarte a parecer más joven. Los antioxidantes son nutrientes que neutralizan a los radicales libres que causan daños a nivel celular. Los antioxidantes pueden ayudarte a parecer más joven, porque los radicales libres causan que el cuerpo y la piel envejezcan con mayor rapidez. Las frutas y verduras particularmente altas en antioxidantes incluyen las bayas, las uvas, la granada (pomegranate), la col rizada (kale), coles de Bruselas (Brussels sprouts) y el repollo colorado.

  4. Bebe al menos ocho vasos de agua al día. El agua ayuda a llevar oxígeno a la piel, manteniéndola más joven y saludable. Evita la cafeína, el exceso de alcohol y otros diuréticos, que pueden envejecer la piel por la deshidratación.

  5. Evita el exceso de exposición solar y el tabaco. Los rayos UV pueden dañar y quemar la piel, de modo que aplica una loción de pantalla solar FPS para ayudar a proteger tu piel si sales durante extensos periodos de tiempo. Los rayos UV y el tabaco contienen agentes cancerígenos (carcinógenos), que pueden envejecer el cuerpo y la piel.

Más galerías de fotos



Escrito por maggie lynn | Traducido por natalia navarro