¿Los parches de nicotina tienen efectos secundarios?

El parche de nicotina es 1 de 3 tipos de terapia de remplazo para nicotina, además del chicle de nicotina y las pastillas de nicotina, aprobados por U.S. Food and Drug Administration para uso sin prescripción para aliviar los síntomas de abstinencia de nicotina. También llamado parche transdérmico, lo pones en la piel y libera nicotina dentro de tu cuerpo para reducir el antojo mientras dejas de fumar. El parche de nicotina se considera seguro y efectivo, pero los efectos secundarios pueden incluir reacciones en la piel y sobredosis de nicotina.

Cómo funcionan los parches de nicotina

El parche de nicotina te ayuda a dejar de fumar reduciendo los antojos de cigarro y otros productos de tabaco porque libera un nivel bajo de nicotina. Pon el parche en un área de tu piel limpia, seca y sin vello en la parte superior del cuerpo, como tu brazo, lateral del torso o el estómago. El parche viene en varias dosis y de manera continuamente libera una pequeña cantidad de nicotina en tu cuerpo de 16 a 24 horas. Reduce la dosis conforme tu antojo por cigarrillos vaya disminuyendo. El tratamiento típicamente dura de 8 a 10 semanas, pero las nuevas reglas de FDA dicen que el uso más prolongado es seguro.

Reacciones en la piel

Las reacciones en la piel como dolor, enrojecimiento, comezón, irritación e hinchazón pueden ocurrir en el lugar donde pones el parche. Si no desaparecen por sí solas después de varios días, consulta a tu doctor. El médico podría sugerirte tratamiento con crema de hidrocortisona u otros ungüentos. Cambia la ubicación del parche cada día para evitar reacciones en la piel. Un hormigueo leve en la piel, ardor o picazón es normal y por lo general no dura más de una hora.

Sobredosis de nicotina y otros efectos secundarios

La sobredosis de nicotina es rara. Los síntomas incluyen molestias estomacales, taquicardia, dolores de cabeza, vómito, visión borrosa, debilidad y mareo. Si tienes alguno de estos síntomas, quítate el parche y consulta a tu médico inmediatamente. También pueden ocurrir insomnio y sueños vívidos y se pueden minimizar quitando el parche antes de dormir. Lávate las manos después de manejar el parche para que la nicotina no entre a tus ojos o nariz.

Precauciones

Lee la etiqueta en la caja para determinar la dosis apropiada para tu situación. Si estás embarazada o lactando, no uses el parche sin consultar a tu médico primero. Tampoco uses el parche si tienes menos de 18 años a menos de que hables con tu doctor. Si tomas cualquier medicamento, habla con tu médico antes de comenzar con el parche porque puede afectar la manera en la que los medicamentos funcionan. Si tienes diabetes, problemas cardíacos o en la piel, habla con tu doctor sobre el parche primero para estar seguro de que no te hará daño. Aunque los investigadores están estudiando la nicotina para otras condiciones, incluyendo TDAH, fatiga, depresión y problemas de memoria, sólo debes usar el parche si estás tratando de dejar el tabaco debido a los posibles efectos adversos y secundarios.

Más galerías de fotos



Escrito por jen gangloff | Traducido por lou merino