Cómo pararse con una buena postura

Una buena postura es importante para mantener una espalda fuerte. Una mala postura provoca que los músculos de tu cuello y espalda se tensen contra la gravedad, lo que provoca dolor, dolor de cabeza, fatiga e incluso lesiones en los nervios y los músculos. Al aprender cómo pararte con buena postura, puedes reducir los problemas de espalda y el dolor muscular al balancear tu peso de forma efectiva.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Presta atención a tu postura cuando estés de pie para identificar los malos hábitos. Algunos problemas comunes incluyen el dejar que los hombros caigan hacia el frente, permitiendo que el estómago se extienda hacia afuera, de forma que la espalda baja se dobla hacia dentro, lo que deriva en que tu cabeza cuelgue o todo tu peso recaiga sobre una pierna. Revisa tu postura durante el día, cuando camines o esperes en una fila para comenzar a romper los malos hábitos, sugiere el sitio Web Spine Health.

  2. Prueba tu postura contra una pared para acostumbrar a tu cuerpo a tener una buena postura, sugiere la Clínica Mayo. Coloca tus talones a unas 2 o 4 pulgadas de la pared, con la cabeza, los omóplatos y los glúteos tocando la pared. Desliza tu mano con la palma plana, entre la pared y tu espalda baja. Si el espacio entre la pared y tu espalda baja es más ancho que tu mano, mete el abdomen para enderezar la curvatura de tu espina dorsal baja. Aléjate lentamente de la pared para practicar el mantener tu postura.

  3. Mantén los hombros hacia atrás pero relajados. Dejar que tus hombros caigan hacia el frente reduce los músculos pectorales, advierte la Clínica Mayo, lo que reduce la flexibilidad. Mueve tus hombros hacia atrás y mantenlos rectos sin tensarlos demasiado. Si tu abdomen se mueve al frente cuando tiras tus hombros hacia atrás, quiere decir que los has movido demasiado atrás.

  4. Mantén la cabeza recta y balanceada en lo más alto de la espina dorsal. Tu cabeza es bastante pesada, así que dejar que caiga al frente genera mucha tensión en los músculos de tu cuello. Si la nuca no toca la pared durante la prueba anterior, entonces la estás manteniendo muy al frente, nota Spine Health.

Consejos y advertencias

  • Una buena postura puede sentirse rara o incluso incómoda cuando comienzas a mejorarla, pero con el tiempo será más fácil, informa la Clínica Mayo.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa hopkins | Traducido por eduardo moguel