Paracaídas y bandas de resistencia para entrenamiento de velocidad

El entrenamiento de resistencia construirá potencia y explosividad en la parte inferior de tu cuerpo para que te puedas mover rápidamente. De ahí que el entrenamiento de velocidad con frecuencia utiliza movimientos explosivos de fuerza como los power cleans y el clean y jerk. Sin embargo, algunos de los mejores entrenamientos de velocidad pueden realizarse con equipo de resistencia como paracaídas y bandas elásticas; herramientas que puedes usar en cualquier lugar para simular y mejorar los movimientos que haces en la pista.

Paracaídas y acondicionamiento

Los paracaídas aumentan la velocidad y fuerza utilizados con frecuencia por los entrenadores de fútbol, rugby, soccer baseball. Cuando corres, hay siempre resistencia de aire haciendo más lento tu paso. Los paracaídas de velocidad están diseñados para añadir resistencia, haciendo que generes más fuerza con cada paso para moverte más rápido. Usualmente se atan a tu cintura y te hacen sentir como si estuvieras arrastrando un gran peso detrás de ti. Tu velocidad aumentará conforme tu cuerpo aprenda a aplicar esta gran fuerza, incluso cuando estés corriendo sin trabas.

Obtén algo de resistencia

Las bandas de resistencia son otro método efectivo para desafiar la fuerza y agilidad de tus piernas. Por ejemplo, puedes simular la dificultad del paracaídas amarrando una banda alrededor de tu cintura y pidiendo a un compañero sostenerla detrás de ti mientras intentas correr. Puedes también atar la banda a algo inmóvil, como un tubo, y correr en el mismo lugar por tanto tiempo como puedas, concentrándote en llevar las piernas y brazos hacia arriba explosivamente. Usa bandas para movimientos laterales, flexión de cadera con elevación de piernas, correr hacia atrás o cualquier movimiento que fortalezca los músculos de las caderas y piernas.

Entrenamiento simple de velocidad

Puedes realizar ejercicios de velocidad una o dos veces por semana. Primero haz varias carreras de 20 a 30 yardas con un paracaídas o un compañero sosteniendo tu banda de resistencia. Entonces haz 10 yardas de cambios laterales en cada dirección, de nuevo con una banda alrededor de tu cintura y un compañero resistiendo. Realiza saltos de resistencia por 10 yardas, saltando tan lejos como puedas con cada salto. Termina con 20 a 30 segundos de carrera sostenida en el mismo lugar. Integra estos ejercicios con pliométricos, como saltos de boxeador y saltos laterales, para realmente aumentar la potencia y velocidad explosiva.

Calentamiento y enfriamiento

Debido a que estos tipos de rutinas para trabajar la potencia pueden poner gran tensión en tus tobillos, rodillas y caderas, asegúrate de comenzar cada entrenamiento de velocidad con un calentamiento de cinco a 10 minutos de trote ligero, saltos jack (jumping jacks) o salto de cuerda, así como estiramientos dinámicos como zancadas (lunges) fáciles y laterales. Termina cada sesión con un enfriamiento de cinco a 10 minutos y estiramientos estáticos que aumenten la flexibilidad de los isquiotibiales, glúteos, cuádriceps, pantorrillas yespecialmente las caderas. Las bandas de resistencia también son muy útiles para añadir estiramientos como el del flexor anterior y posterior de la cadera.

Más galerías de fotos



Escrito por michael shiva best | Traducido por arcelia gutiérrez