¿Para qué sirve el clorhidrato de clindamicina?

Escrito por Shelley Moore
Los médicos recetan clorhidrato de clindamicina para el tratamiento de infecciones graves que son resistentes a otros antibióticos.

El clorhidrato de clindamicina es un antibiótico de venta bajo receta en su forma genérica y disponible bajo diferentes nombres comerciales. Debido a sus posibles efectos secundarios, los médicos suelen recetarlo sólo en situaciones específicas.

Infecciones resistentes a los antibióticos

Los médicos recetan clorhidrato de clindamicina para el tratamiento de infecciones graves que son resistentes a otros antibióticos, como aquellas causadas por ciertas bacterias anaerobias.

Enfermedad pulmonar

El clorhidrato de clindamicina es efectivo para el tratamiento de la neumonía bacteriana causada por Streptococcus, Staphylococcus y Pneumocystis carinii. Además se utiliza para tratar otros tipos de infecciones pulmonares.

Problemas sinusales, cutáneos y del oído

Los médicos recetan clorhidrato de clindamicina para tratar la sinusitis grave y las infecciones del oído medio. Las infecciones cutáneas provocadas por una bacteria anaerobia, incluidas Streptococcus y Staphylococcus, se pueden tratar con clorhidrato de clindamicina.

Infecciones internas del cuerpo

Las infecciones e inflamaciones internas del cuerpo se pueden tratar con clorhidrato de clindamicina. Entre ellas se encuentran las infecciones bacterianas en el abdomen, las trompas de Falopio, los ovarios y el área pélvica.

Otras enfermedades que ponen en riesgo la vida

El clorhidrato de clindamicina también se utiliza para el tratamiento de otras enfermedades, como ántrax, babesiosis, encefalitis y malaria.

Alergias a la penicilina

El clorhidrato de clindamicina también se suele recetar a personas con infecciones bacterianas que son alérgicas a la penicilina y fármacos similares.